AFP internacional

Unas mujeres se preparan para votar en las elecciones municipales y presidenciales de Irán el 19 de mayo de 2017, en la ciudad sagrada de Qom, a unos 130 kilómetros de Teherán

(afp_tickers)

La coalición de los reformistas y moderados en Irán se hizo con el poder de varias ciudades, incluida Teherán, en las elecciones municipales que se celebraron el viernes junto con las presidenciales, que ganó el moderado Hasan Rohani.

Tanto Mashad como Ispahan, segunda y tercera ciudad del país respectivamente, como Shiraz, Yazd, Karaj y Zahedan están en manos de los reformistas totalmente o casi por completo.

Hasta la fecha, Mashad e Ispahan estaban controladas por los conservadores, que también gobernaban en Teherán desde hacía 14 años con el alcalde Mohamad Bagher Ghalibaf.

En Tabriz, Qazvin o Bandar Abas los reformistas tienen mayoría.

Las mujeres también han aumentado su presencia en ciudades como Teherán, donde ocupan 6 de los 21 sillones.

En Ardebil, una reformadora quedó primera entre los regidores de la ciudad.

En Sistan-Baluchistán, una provincia rural y tradicional, 415 mujeres fueron elegidas para los consejos municipales, frente a las 185 que había anteriormente, según la agencia Irna.

Para el gobernador Ali Osat Hashemi, citado por la agencia Irna, esto es fruto de la política del Gobierno iraní, que da más importancia "al lugar de las mujeres". Varias mujeres han ocupado el cargo de prefecto o subprefecto en Sistan-Baluchistán en los últimos años.

En esta región, que cuenta con una gran comunidad suní, Hasan Rohani obtuvo el 75% de los votos, frente al 57% recabado a nivel nacional.

AFP

 AFP internacional