Victoria sorpresa del protegido de Turquía en Chipre del Norte

Recuento de los votos en la RTCN, el 18 de octubre de 2020 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 18 octubre 2020 - 06:30
(AFP)

El nacionalista Ersin Tatar, apoyado por Turquía, fue elegido el domingo, contra todos los pronósticos, "presidente" de la autoproclamada República turca de Chipre del Norte (RTCN), un éxito para el gobierno de Ankara en medio de tensiones sobre sus proyectos en el Mediterráneo oriental.

Con 51,7% de los votos, Tatar -que defiende una solución de dos Estados soberanos en la isla mediterránea dividida- venció al saliente socialdemócrata Mustafa Akinci, crítico de Turquía y partidario de una reunificación de Chipre en forma de Estado federal.

Esta victoria augura un cambio radical de las relaciones con la parte sur de la isla.

Turquía celebró este domingo la sorpresiva victoria de su protegido, comprometiéndose a defender con él los intereses en el Mediterráneo oriental.

"Felicitamos calurosamente al ganador de la elección presidencial, Ersin Tatar. Trabajaremos juntos para garantizar la prosperidad, el desarrollo y la seguridad de los turcochipriotas. Defenderemos juntos los derechos e intereses legítimos de Chipre del Norte en el Mediterráneo oriental", expresó el jefe de la diplomacia turca, Mevlüt Cavusoglu en Twitter.

El apoyo del candidato que fue tercero en la primera vuelta el 11 de octubre no fue suficiente para que ganara Akinci.

No se descarta una petición de recuento de los votos por el partido de Akinci, quien denunció varias veces la injerencia de Turquía en la elección.

Partidarios de Tatar en el balcón de la sede de su partido, con vista a la plaza donde se difunden los resultados, celebraron su victoria en medio de la música y banderas turcas.

La participación fue de 67,3%, o sea tres puntos más que en 2015 y eso pese a la pandemia de Covid-19.

Unas 199.000 personas fueron convocadas a votar de un total de 300.000 habitantes.

Tatar, nacionalista de derecha, obtuvo un 32,35% de los sufragios en la primera vuelta el domingo pasado, mientras que Akinci había logrado casi un 30%.

Los 738 centros de votación cerraron a las 18H00 (15H00 GMT) y el escrutinio se realizó bajo la mirada de los representantes de ambos candidatos.

La elección tuvo lugar en un contexto de tensiones en el Mediterráneo oriental sobre la explotación de hidrocarburos entre Turquía y Grecia, principal aliado de la República de Chipre, que ejerce su autoridad en los dos tercios de la parte sur de la isla y pertenece a la Unión Europea.

La República Turca de Chipre del Norte abarca el tercio norte de la isla, ocupado desde 1974 por Turquía en reacción a un golpe de Estado que buscaba anexionar Chipre a Grecia.

Turquía, cuya costa dista unos 80 km de Chipre, considera que la isla es un elemento clave en su estrategia para extender sus fronteras marítimas.

El regreso esta semana de un barco de exploración petrolera turco en aguas reivindicadas por Grecia provocó una condena el viernes por parte de los líderes de la UE, que acusan a Turquía de "provocaciones y la amenazan con sanciones.

El derrotado Akinci es un socialdemócrata de 72 años partidario de la reunificación de la isla y de reducir los lazos con Turquía, lo que le ha valido la hostilidad de Erdogan.

Turquía apoyó abiertamente al vencedor Tatar, de 60 años, que está a favor de una solución de dos Estados.

- "Única solución" -

Turquía multiplicó las maniobras para impulsar la candidatura de Tatar, como la ceremonia para inaugurar un acueducto submarino entre Chipre del Norte y Turquía, o la reapertura parcial de una reputada estación balnearia, abandonada desde que el ejército turco desembarcó en la isla.

Compartir este artículo