El gobierno de Vietnam condenó este sábado el tráfico de seres humanos, un día después del anuncio de las autoridades británicas de que los 39 cadáveres hallados en un camión frigorífico cerca de Londres son probablemente migrantes clandestinos vietnamitas.

La mayoría de víctimas, que todavía están siendo identificadas, venían del centro de Vietnam. En esta región es fácil encontrar a traficantes para viajar ilegalmente a Europa, un muchos casos a través de Rusia.

Pero el riesgo de estas travesías quedó patente con el descubrimiento el pasado 23 de octubre dentro de un camión frigorífico cerca de Londres de los cuerpos de 31 hombres y 8 mujeres.

La policía vietnamita anunció el viernes el arresto de dos personas aunque no dio su identidad. Por su parte la policía británica hizo un llamamiento a dos hermanos de Irlanda del Norte implicados en el caso para que que se rindan.

Vietnam "condena con firmeza el tráfico de seres humanos y lo considera un crimen grave", afirmó en un comunicado la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Lê Thi Thu Hang.

El gobierno llamó además "a los países de la región y del resto del mundo a acelerar su cooperación para combatir el tráfico de seres humanos y evitar que se vuelva a reproducir una tragedia como esta".

La identificación de los cadáveres necesita comparar el ADN de las víctimas con los miembros de sus presuntas familias, que viven en las provincias de Ha Tinh y Nghe An (cetro).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes