Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Lilian Tintori (C), esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López en una rueda de prensa en caracas el 26 de noviembre de 2015 tras el asesinato de otro opositor en Guárico

(afp_tickers)

La campaña para las elecciones legislativas en Venezuela se tiñó de violencia con la muerte a tiros de un dirigente opositor, hecho que el presidente Nicolás Maduro atribuyó a un "ajuste de cuentas entre bandas rivales".

"Ayer (miércoles) en la noche hubo un incidente lamentable en Guárico. Traslado las condolencias a la familia del fallecido. Las investigaciones se iniciaron, el ministro del Interior ya tiene elementos que apuntan hacia un sicariato de ajuste de cuentas entre bandas rivales", dijo el presidente Nicolás Maduro en un acto público este jueves.

Luis Manuel Díaz, secretario de Acción Democrática (AD) en Altagracia de Orituco (estado Guárico, centro), fue baleado la noche del miércoles en una tarima durante un acto de campaña al que asistía Lilian Tintori, esposa del líder opositor preso Leopoldo López, según el diputado Henry Ramos Allup, portavoz nacional de ese partido.

El legislador, uno de los líderes de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), atribuyó el ataque a "bandas armadas" vinculadas al gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Pero Maduro replicó que "ya la investigación científica y los testimonios de los que estaban allí dicen que es totalmente falso y es una acusación temeraria".

Tintori, por su parte, responsabilizó del ataque al mandatario y denunció que la "quieren matar", aunque no precisó quién está detrás de esos planes.

También dijo que militares y miembros de la inteligencia venezolana causaron una avería el miércoles a una avioneta en la que se transportaban miembros de su equipo político, lo que ocasionó su incendio al aterrizar, sin víctimas.

Ramos Allup detalló este jueves que los disparos fueron hechos "a distancia muy corta" cerca de una tribuna donde se desarrollaba el mitin.

"Estábamos en la tarima, la candidata (a diputada) Rummy Olivo iba a comenzar a cantar una canción. Yo estaba al lado de ella y en ese momento se escuchó muy cerca una ráfaga de diez tiros. Nos tiramos al piso y lo que hice fue revisarme el cuerpo porque sentía que me los habían dado a mí", relató Tintori.

- "Herida de muerte a la democracia" -

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, la misión de acompañamiento electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el gobierno español condenaron el homicidio y pidieron su esclarecimiento.

"El asesinato de un dirigente político es una herida de muerte a la democracia", dijo Almagro en una nota oficial, a raíz de lo cual Maduro lo llamó "basura".

"Todavía no se cumplen 12 horas del avance de la investigación y ya sale la basura de Luis Almagro a declarar contra Venezuela, contra el pueblo y contra la revolución bolivariana", dijo el gobernante.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, señaló que Caracas debe "investigar a fondo y llevar ante la justicia a los asesinos" y "garantizar a todos los venezolanos el derecho a votar en paz".

En reacción al atentado, el Parlamento Europeo reiteró su "voluntad" de enviar una delegación a Venezuela para los comicios, aunque no será de observación electoral.

- Alerta ante la violencia -

La analista Francine Jácome señaló que, de comprobarse que el ataque tiene un trasfondo político, su intención "habría sido generar miedo" y promover la abstención.

"Si ello ocurre, aún no se sabe, pero podría tener el efecto opuesto y estimular la votación", declaró a la AFP la politóloga Jácome.

"Es una alerta de las situaciones de violencia que se puedan generar el día de las elecciones y después de estas", sostuvo.

Venezuela es uno de los países con mayor tasa de homicidios del mundo, 53,7 por cada 100.000 habitantes en 2012, según el más reciente informe de Naciones Unidas.

La MUD instó a la comunidad internacional a que exija al gobierno "rechazar públicamente el uso de la violencia como arma política".

En las últimas semanas, la oposición ha denunciado varios incidentes que han involucrado a sus líderes, entre ellos el excandidato presidencial Henrique Capriles, quien refirió un ataque armado en su contra por parte de oficialistas.

La oposición ha repudiado en particular una declaración de Maduro, quien dijo que, en caso de una victoria de la oposición, está "preparado políticamente y militarmente para asumirla" y se "lanzaría a las calles".

Los venezolanos acudirán a las urnas el 6 de diciembre para elegir a 167 diputados de una Asamblea unicameral controlada por el oficialismo desde hace 16 años.

Según varias encuestas, la MUD lidera ampliamente la intención de voto con una diferencia de 14 a 35 puntos, pero Maduro afirma tener un "voto duro" de 40%.

AFP