Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un combatiente iraquí chií cerca del lago Tharthar, al norte de la localidad iraquí de Faluya, el 11 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Violentos combates se registraban este viernes entre miembros de tribus locales y el grupo Estado Islámico (EI) en la ciudad iraquí de Faluya, a unos 50 km al oeste de Bagdad, un indicio de que el control de los yihadistas sobre esa ciudad puede estar debilitándose.

Faluya es una de las dos grandes ciudades que controla el grupo yihadista y un levantamiento organizado de comunidades locales supondría una amenaza mayor para los cerca de 400 combatientes del EI que están dentro.

Los clanes suníes de la provincia de Anbar, donde está situada Faluya, jugaron un papel importante de apoyo a las tropas estadounidenses en 2006, cuando se enfrentaron al grupo yihadista Al Qaida, la organización de la que se escindió el EI.

Los choques oponen a combatientes de diversas tribus locales contra miembros de Al Hisba, un órgano de policía de los yihadistas, encargado de la celosa aplicación de una serie de restricciones religiosas en la ciudad.

"Hubo combates de las tribus Al Mahamda y Al Juraisat contra el grupo Al Hisba", informó a la AFP Isa Sayir, responsable de la región de Faluya. Los enfrentamientos entre miembros de las tribus locales y los yihadistas son inusuales. Según Sayir, los combates obedecen a la tensión reinante en Faluya, rodeada por las fuerzas iraquíes.

El jeque Majid al Juraisi, un líder de la tribu de los Al Juraisat, considera estos enfrentamientos como un alzamiento contra el EI dentro de Faluya y pidió ayuda a las fuerzas del Gobierno. La gobernación dijo que las condiciones están muy deterioradas en la zona y que hay "hambruna".

- Miles de civiles atrapados -

Un teniente coronel de la policía dijo que los enfrentamientos empezaron cuando unos miembros de Al Hisba acusaron a una mujer de no cubrirse las manos en un mercado.

El funcionario agregó que miembros de una tercera tribu, el grupo de Al Halabsa, también estuvieron involucrados en los enfrentamientos contra EI y que actualmente seguía habiendo luchas intermitentes.

Las milicias tribales controlaron partes de Al Jolan, donde comenzaron los enfrentamientos, señaló Juraisi.

El Ministerio de Interior informó que los combatientes comunitarios habían logrado controlar sectores de Al Jolan y las zonas aledañas, pero que después el EI volvió a ganar terreno.

Según el Gobierno iraquí, que citó fuentes de inteligencia, los enfrentamientos comenzaron como una gresca entre la tribu de Al Juraisat y Al Hisba en un mercado.

La disputa degeneró en un enfrentamiento con armas de fuego y con ametralladoras de medio calibre, en la que los grupos comunitarios Al Mahamda y Al Halabsa apoyaron a Al Juraisat.

Faluya, situada a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, está tomada por los insurgentes desde principios de 2014 y es la única ciudad iraquí, aparte de Mosul que siguen controlando los yihadistas. Se estima que dentro hay miles de civiles atrapados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP