Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sede del fabricante alemán Volkswagen en Sao Bernardo do Campo, a 25 km de Sao Paulo, el 15 de mayo de 2015

(afp_tickers)

Volkswagen, ya sospechoso de haber cerrado los ojos ante las actuaciones de los militares durante la dictadura en Brasil, ahora se cree que colaboró activamente en las denuncias a opositores, según una investigación del que se hacen eco este lunes los medios alemanes.

De acuerdo a estos documentos, el constructor alemán de automóviles "no solo colaboró (...) con el régimen militar sino que fue un actor autónomo de la represión. Un buen cómplice", afirmó el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Tras estas nuevas revelaciones, el constructor alemán aseguró a la AFP que quiere "esperar el informe final y los resultados que contiene antes de comentarlos en detalle y de concertar las medidas a adoptar".

El rotativo, que llevó a cabo su investigación en colaboración con las cadenas de TV públicas alemanas NDR y SWR, dice haber consultado "documentos de la investigación actualmente en curso en Sao Paulo contra la filial brasileña de Volkswagen", así como otros documentos "internos" del constructor y relativos al periodo de la dictadura militar en el país (1964-1985)

El caso estalló en septiembre de 2015, cuando antiguos empleados de la empresa alemana y activistas presentaron una denuncia en Brasil en la que acusaban a Volkswagen de haber permitido torturas y persecuciones de decenas de funcionarios opositores al régimen militar.

Según ellos, 12 empleados fueron detenidos y torturados en aquella época en la propia fábrica ubicada en Sao Bernardo do Campo, una ciudad de la región metropolitana de Sao Paulo. La empresa también está acusado de haber elaborado "listas negras" de opositores a la dictadura.

El grupo automovilístico alemán encargó en noviembre de 2016 a un historiador independiente examinar su papel en la dictadura.

Se espera que los resultados de la investigación del profesor Christopher Kopper, de la Universidad de Bielefeld (norte de Alemania), se conozcan a finales de año.

El pasado de Volkswagen ya está ensombrecido por la historia de la empresa bajo el régimen nazi. Durante la Segunda Guerra Mundial, el constructor alemán recurrió a trabajos forzados de los prisioneros de guerra y de los detenidos en campos de concentración.

Unos hechos que la empresa intentó reparar creando en los años 1990 un fondo de indemnización para los trabajadores forzados y permitiendo a los historiadores acceder a sus archivos para desempolvar este oscuro pasado.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP