Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Logotipo del fabricante automotor alemán Volkswagen en un concesionario de la marca en Hanóver en 2014

(afp_tickers)

El fabricante automotor alemán Volkswagen anunció el miércoles que aceptó pagar una multa de 1.000 millones de euros en Alemania, con lo que asume así "su responsabilidad" en el escándalo de los motores diésel trucados.

La fiscalía de Brunswick "ha puesto al descubierto fallos de control" en Volkswagen y "ordenó el pago de una multa", anunció la multinacional en un comunicado, en el que explica que "acepta la multa y no presentará ningún recurso".

"Tras realizar profundas verificaciones, Volkswagen acepta la multa y no presentará ningún recurso (de apelación)", añade el constructor, que "ve en esto una etapa suplementaria importante para superar la crisis del diésel".

"Se trata de una de las multas más elevadas hasta ahora impuesta a una empresa en Alemania", comentó la fiscalía de Brunswick, agregando que será pagado por Volkswagen al estado regional de Baja Sajonia de aquí a seis semanas.

Volkswagen admitió en 2015 haber utilizado software capaz de falsear los resultados de las pruebas de emisión de gases, disimulando el nivel real de la contaminación por óxidos de nitrógeno (NOx), que hacen aumentar los riesgos de enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

El primer constructor automóvil del mundo reconoció haber instalado estos programas trucados en once millones de vehículos.

Los autos equipados con este software se encuentran al límite legal de las emisiones de sustancias peligrosas, como los óxidos de nitrógeno, en las pruebas de laboratorio, pero superaban esos mismos límites hasta cuarenta veces en circulación en carretera.

Sobre la multa de mil millones de euros, 995 millones serán destinados para compensar las "ventajas económicas" resultantes de la manipulación, según indica la fiscalía.

Se espera que el pago de esta multa "ponga fin al procedimiento administrativo contra Volkswagen", según la empresa, puesto que actuales y exaltos responsables del grupo siguen siendo investigados por este caso en Alemania y Estados Unidos.

Esta decisión no afecta los procedimientos en el marco del derecho privado, en particular en cuanto a demandas por parte de los clientes.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP