Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Volkswagen, Mathias Muller, habla en una rueda de prensa en Wolfsburgo, Alemania, el 22 de abril de 2016

(afp_tickers)

El grupo automotor alemán Volkswagen registró en 2015 su primera pérdida anual en más de 20 años, golpeado duramente por el escándalo de los motores diésel trucados.

El grupo registró una pérdida neta en 2015 de 1.582 millones de euros, según anunció este viernes en un comunicado, debido a las masivas provisiones para hacer frente a los costes de este escándalo.

"La crisis actual representa un peso financiero muy importante para Volkswagen", declaró este viernes su presidente Mathias Muller, en conferencia de prensa en la sede del grupo en Wolfsburgo (norte) tras una reunión del consejo de vigilancia.

El grupo de 12 marcas (Volkswagen, Audi, Seat, Porsche, entre otras) decidió constituir provisiones por 16.200 millones de euros (18.200 millones de dólares) el año pasado para hacer frente a los costes e indemnizaciones, aún no cifrados, vinculados a este escándalo.

Según un portavoz interrogado por la AFP, se trata de la primera pérdida neta anual del grupo desde 1993.

Volkswagen confesó en septiembre pasado haber trucado los motores diésel de 11 millones de vehículos en todo el mundo para que aparecieran menos contaminantes de lo que eran en realidad.

Este escándalo también afecta a otros constructores. En efecto, una investigación realizada en Alemania tras el caso Volkswagen reveló este viernes irregularidades en sus emisiones en 16 marcas de vehículos, entre ellas cinco alemanas, el francés Renault o los japoneses Suzuki y Nissan, según informó el ministro de Transportes.

El grupo Volkswagen también anunció en su comunicado que espera un retroceso de su volumen de negocios de hasta un 5% en 2016, penalizado no solamente por el escándalo del diésel sino también por las dificultades de los mercados ruso y brasileño.

En 2015, sus ingresos habían aumentado más del 5%, hasta 213.000 millones de euros, según su comunicado.

Otras de las consecuencias del escándalo de los motores trucados son los bonus de sus directivos. El consejo de vigilancia de Volkswagen decidió este viernes congelar el 30% de los bonus de los nueve miembros de su directiva para 2015. Esos bonus iban a ser entregados en los tres años próximos si los resultados bursátiles eran buenos.

Esta decisión, anunciada por Stephan Weil, miembro del consejo de vigilancia, se produce tras un encarnizado debate.

En el complicado contexto actual del grupo Volkswagen, algunos abogaban por una reducción drástica de estas remuneraciones variables, o gratificaciones, que pueden alcanzar varios millones de euros por año.

El anterior presidente del grupo, Martin Winterkorn, que dejó precipitadamente el cargo en septiembre pasado, fue durante varios años el empresario mejor pagado de Alemania. En 2014, 13,9 millones de euros de un total de 15,8 millones eran bonus.

Los demás miembros del directorio percibieron ese año cada uno entre 4 y 7 millones de euros de remuneración variable.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP