Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

The engine compartment of a 2010 Audi A3 TDI, one of several diesel models made by Volkswagen and engineered to produce detective emissions results, is tested September 22, 2015 in Washington, DC. Volkswagen faces a criminal probe, myriad customer lawsuits and a grilling before hostile legislators in the United States over its emissions cheating scandal, dampening its prospects in a key auto market. AFP PHOTO / BRENDAN SMIALOWSKI

(afp_tickers)

Volkswagen y su línea de alta gama Audi suspendieron la venta de automóviles diésel en Estados Unidos, tras nuevas acusaciones por parte de las autoridades en el caso de coches equipados con motores trucados.

La decisión de suspender la venta de esos autos, tanto nuevos como usados, fue tomada un día después que Porsche, otra marca de lujo del coloso alemán, hiciera lo mismo con los Cayenne diésel.

En este caso los automóviles cuya venta será suspendida son: Audi A6, Audi A7 y Audi A8, y A8L, modelos de 2014 y 2016, indicó a la AFP un portavoz de la empresa. Los 4X4 Q5 y Q7 también están implicados.

Volkswagen, por su parte, deja de vender el SUV Touareg 2014-2016, según una portavoz. Touareg y Porsche Cayenne son modelos construidos en la misma plataforma.

Estas decisiones también afectan a los vehículos usados de modelos de 2013.

"Decidimos incluir los modelos que no fueron puestos en cuestión por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) porque están equipados con un motor idéntico al instalado en los vehículos señalados", dijo a la AFP Bradley Sterz, portavoz de Audi.

La EPA acusó el lunes a Volkswagen de haber instalado dispositivos para sortear controles de polución en motores diésel más potentes de los modelos Audi y Porsche.

AFP