Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Si bien la cantidad es enormemente menor que los 11 millones de autos vendidos en el mundo con un sistema que trampeaba las emisiones de gases, el nuevo llamado ocurre cuando la empresa quiere recuperar la confianza de los clientes.

(afp_tickers)

Volkswagen (VW) llamó este martes a reparación a 281.000 autos en Estados Unidos por defectos en la bomba de combustible y sufrió otro golpe en su deteriorada imagen.

Si bien la cantidad es enormemente menor que los 11 millones de autos vendidos en el mundo con un sistema que trampeaba las emisiones de gases, el nuevo llamado ocurre cuando la empresa quiere recuperar la confianza de los clientes.

VW ofrece reparar los sedan CC de 2009-2016 y los Passat y Passat Wagons de 2006-2010. Según la empresa esos coches tienen bombas de combustible defectuosas.

"La interrupción de la electricidad al modulo de control de la bomba puede hacerla fallar...Si la bomba de combustible falla, el coche se detiene y se incrementa el riesgo de accidente", dijo VW en una nota a las autoridades estadounidenses.

Un vocero de la empresa dijo que no se han reportado lesionados o accidentes a consecuencia de ese defecto.

VW dijo que hará gratis las reparaciones necesarias. Sin embargo, los repuestos, que ahora los suministra otro proveedor, no están disponibles actualmente.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP