Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Empleados de Volkswagen el 21 de octubre de 2015 en Wolfsburgo, Alemania

(afp_tickers)

Volkswagen (VW) acordó el jueves con las autoridades de Estados Unidos ofrecer a los dueños de 480.000 autos diésel ilegalmente contaminantes la opción de recomprar los vehículos o repararlos con "sustanciales compensaciones".

Al vencer el ultimátum dado al gigante alemán para proponer una solución al escándalo, un juez de San Francisco dijo que los dueños de autos diésel de 2.0 litros podrán optar por varias compensaciones entre ellas la de cancelar los pagos pendientes del auto, si fuera el caso.

La oferta, que probablemente le costará a VW, miles de millones de dólares también incluye el compromiso de aportar fondos para la protección del medio ambiente, dijo la empresa en la audiencia.

El acuerdo fue alcanzado entre VW, el departamento de Justicia y la agencia federal de protección del ambiente (EPA) y sus detalles no fueron revelados de inmediato.

Empero parece ser lo suficientemente amplio como para aventar la posibilidad de que VW enfrente un gigantesco pleito que, además de costarle más dinero, dañaría aún más su ya castigada reputación.

VW admitió que instaló ilegalmente en 11 millones de vehículos diésel de motores de 2 y 3 litros un programa que mostraba que las emisiones de gases se ajustaban a lo permitido cuando en realidad contaminaban mucho más.

Ese dispositivo estaba en autos de la línea VW pero también en los de otras marcas de la empresa como Porsche o Audi.

La demanda contra VW presentada en San Francisco acusaba a la compañía de trampear las normas ambientales y a la vez engañar a los compradores.

Tanto VW como los organismos estadounidenses buscaron un acuerdo que contemplara soluciones para reparar los vehículos o que la compañía los sacara de circulación e indemnizara a los dueños.

En una declaración VW dijo estar comprometida en volver a ganar la confianza de clientes, concesionarios, organismos reguladores y el mercado estadounidense.

"Este principio de acuerdo es un importante paso en el camino hacia lo correcto. Como se dijo hoy en la corte, los clientes de Estados Unidos no necesitan esta vez emprender alguna acción", declaró la empresa.

- Lo acordado -

"Las partes alcanzaron un plan concreto" y "llegaron a un principio de acuerdo" que debería solucionar el problema para "la mayoría de los autos" concernidos, dijo en la audiencia el juez Charles Breyer.

El juez solicitó que el contenido de las discusiones y los detalles del acuerdo sean confidenciales pero anticipó que contempla "compensaciones importantes".

VW dará a los dueños de los coches la opción de comprárselos, repararlos o anular el saldo pendiente de pago si es el caso. También aceptó crear un fondo para financiar medidas de protección del medio ambiente, añadió el magistrado.

Breyer había fijado este jueves como plazo para que VW llegase a un acuerdo con las autoridades estadounidenses y los dueños de los autos, so pena de iniciar un juicio.

Las partes tienen ahora hasta el 21 de junio para enviar documentación al juez quien fijó para el 16 de julio una audiencia para la aprobación preliminar del acuerdo.

- Investigación penal -

Aunque el acuerdo sea finalmente aprobado, VW sigue expuesta a multas de las autoridades estadounidenses que, potencialmente, pueden llegar a costarle decenas de miles de millones de dólares.

El escándalo está además siendo examinado en una investigación penal y varios estados están haciendo sus propias investigaciones para saber si hubo transgresiones a sus normas ambientales locales.

El departamento de Justicia dijo que la investigación penal sigue en curso.

"Este principio de acuerdo apunta a uno de los aspectos pendientes importantes en el departamento (de Justicia); específicamente qué hacer con los autos diésel de 2 litros que están circulando y las consecuencias de sus excesivas emisiones contaminantes", dijo Wyn Hornbuckle, portavoz del departamento de Justicia.

"Otras investigaciones del departamento sobre la conducta de VW siguen activas y en curso", añadió.

Volkswagen tendrá también que afrontar las denuncias de unos 80.000 dueños de autos diésel de motores de 3 litros que también estaban dotados de ese sistema engañoso.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP