Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Corredores analizan datos económicos en la Bolsa de Nueva York, el 2 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Wall Street salió de una semana de récords animados por el presidente Donald Trump e inicia otra casi convencida de que la Fed aumentará en dos semanas las tasas estadounidenses de interés.

Desde el lunes el índice industrial Dow Jones ganó 0,88%, a 21.005,71 puntos, y el miércoles por primera vez en su historia pasó los 21.000 puntos.

El Nasdaq, de valores tecnológicos, subió 0,44%, a 5.870,75 puntos, y el S&P 500 avanzó 0,67%, a 2.383,12. Esos dos índices también batieron récords.

La semana tuvo su momento clave el martes, cuando Trump habló por primera vez ante el Congreso y mantuvo en alto la confianza de los inversores.

Aunque no dio detalles nuevos sobre su prometida política económica que tanto entusiasma a los mercados, reiteró su idea de rebajar impuestos y, además, se mostró menos confrontativo.

"Los mercados quedaron tranquilos porque mostró un talante presidencial", dijo Gregori Volokhine, de Meeschaert Financial Services. "Aún se pueden esperar reformas para este año", añadió.

La Reserva Federal (Fed), que en dos semanas mantendrá una reunión de política monetaria, también dio mensajes de calma a los mercados cuando varios de sus integrantes dijeron que el escenario está montado para subir las tasas de interés.

La propia presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo el viernes que sería "apropiado" aumentarlas ya en la reunión del 14 y 15 de marzo si el empleo y la inflación se mantienen en línea con las expectativas.

"La probabilidad de un alza de la tasas aumentó de manera drástica", dijo Tim Cahill, de Ventura Wealth Management.

"Los mercados están adaptados a esa eventualidad", comentó, de su lado, Volokhine.

De hecho, Wall Street no teme mayores perjuicios inmediatos con que la Fed vaya desmantelando su política de estímulo a la economía mediante tasas bajas que abaratan el dinero.

"La Bolsa optó por ver el lado positivo. Después de todo, las tasas están tan bajas que un aumento de 0,25% no molestaría a la economía", dijo Cahill.

"Sin embargo puede ser que con el tiempo, en este año o en el que viene, el mercado deje de considerar positivo el aumento de las tasas", dijo.

De momento, los analistas insisten en que un endurecimiento de la política monetaria sería un testimonio de que la economía de Estados Unidos va por buen camino.

Por eso es que las cifras mensuales del mercado laboral que se conocerán el viernes próximo deberían asegurar definitivamente el alza de las tasas.

De todas formas "los miembros de la Fed atizaron la expectativa de un aumento de los intereses en marzo y su credibilidad se lastimaría si no toma esa decisión", dijo Karl Haeling, de LBBW.

"Esperamos que la Fed resuelva aumentar rápidamente las tasas porque ha quedado con la espalda en la pared", añadió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP