Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La sede del grupo de seguros AIG en Manhattan, Nueva York, el 4 de febrero de 2009

(afp_tickers)

Wall Street retrocedió el martes en una atmósfera de entusiasmo que acentuaba la caída de los precios de petróleo a sus niveles más bajos en casi siete años: el Dow Jones cedió 0,92% y el Nasdaq 0,07%.

Según resultados definitivos al cierre, el índice Dow Jones Industrial Average perdió 162,51 puntos a 17.568,00 y el Nasdaq bajó 3,57 unidades a 5.098,24.

El índice ampliado S&P 500, muy eguido por los inversores, cayó 13,48 puntos, es decir un 0,65% a 2.063,59 unidades.

"El mundo de las materias primas sufrió una debacle total, y eso inquietó al mercado", estimó Mace Blicksilver de la firma Marblehead Asset Management.

Después de una jornada muy inestable, los precios del crudo bajaron de nuevo, registrando su nivel más bajo en casi siete años ante la pasividad de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pese a la sobreabundancia de oferta y las preocupaciones sobre la demanda china.

"¿Es que no lo hemos hablado demasiado? ¿Por qué la energía de repente se convierte en un elemento decisivo este fin de año?", relativizó Gregori Volokhine, de la empresa Meeschaert Financial Services.

El experto subrayó que los sectores que se beneficiarán generalmente de los precios bajos del crudo, como las aerolíneas, no habían registrado buenos resultados el martes.

"Es un fenómeno sobre el cual los mercados se preocupan porque ocurre en un período en el que no hay gran cosa" que lo explique, afirmó Volokhine. "Estos movimientos del petróleo hacen ruido, y tenemos más miedo al ruido que una reflexión fundamental sobre la importancia de la energía en el mercado bursátil".

De hecho, el calendario económico estadounidense no presentó novedades este martes sobre ningún indicador significativo, e incluso algunos grupos continúan anunciando resultados trimestrales, su sesión terminó para los principales actores de Wall Street.

AFP