Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Bolsa de Valores de Nueva York, el 25 de enero de 2017 en Nueva York

(afp_tickers)

Wall Street dirigirá su mirada hacia la política en la semana entrante y en particular al discurso del martes del presidente Donald Trump ante el Congreso.

Tras el feriado del lunes, el índice industrial subió 0,96% a inéditos 20.821,76 puntos. El índice Nasdaq, de valores tecnológicos, subió 0,12% a 5.845,31 unidades y el S&P 500 ganó 0,69% a 2.367,34, una cifra récord de puntos.

Las fluctuaciones fueron limitadas pero después de tres semanas de alza los índices no se alejan de los récords y el Dow Jones acumuló el jueves 10 consecutivos por primera vez en 30 años. El viernes añadió otro récord.

"Por un lado, la bolsa está en niveles muy elevados desde hace una o dos semanas", dijo Karl Haeling, de Landesbank. Baden-Württemberg. "Pero por otro lado, ya en el pasado se mantuvo durante mucho tiempo a niveles altos. Da manera que nada permite decir cuándo va a replegarse", añadió.

Para Haeling, Wall Street debería mantenerse dentro de la actual horquilla de variaciones al menos hasta el martes cuando el presidente Donald Trump hable ante el Congreso por primera vez desde que llegó a la Casa Blanca hace poco más de un mes. "Eso es lo que se está esperando", añadió.

Hay analistas que no esperan sorpresas. "Se sabe lo que va a decir Trump", dijo Gregori Volokhine, de Meeschaert Financial Services. "Sin embargo para los mercados es importante porque cada que vez que habla de 'fenomenales rebajas de impuestos' la bolsa sube", añadió.

Volokhine dice advertir que por un lado el discurso inflamado de Trump augura generosos recortes de impuestos pero por otra parte, miembros de su gobierno se manejan con más prudencia.

En la semana, el secretario del Tesoro Mnuchin adoptó un tono mesurado pero envió a los mercados el mensaje de que quiere que la reforma fiscal se aplique desde agosto.

"Al escuchar a Donald Trump parece que todo mejorará, que el crecimiento se acelerará (....) Si escuchamos a Mnuchin, que seguro está más cerca de la realidad, la cosas no serán tan simples ni tan rápidas", dijo Volokhine.

En ese contexto los indicadores de la semana entrante pueden pasar a segundo plano al igual que ocurrió el miércoles cuando la Fed divulgó la minuta de sus deliberaciones del 31 de enero y 1 de febrero.

El texto mostró que hay condiciones para que "bastante pronto" suban las tasas pero los mercados no parecen enteramente convencidos de que eso ocurra en la reunión de marzo de la Fed.

El dato más valioso llegará el viernes cuando se divulgue el informe mensual del mercado laboral y que desde hace meses muestra sólidas en la generación de empleos.

Tampoco se espera que ese indicador genere sobresaltos en Wall Street.

El mercado ya sabe en qué dirección marchan el empleo y la inflación, dijo Volokhine. "Lo que no sabe es qué podrán aportar las reformas políticas. Los inversores están obligados a fijar los ojos en la política", afirmó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP