Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La entrada de la Bolsa de Nueva York el 20 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

Wall Street bajó ligeramente el jueves, acusando el golpe tras la falta de precisiones de Donald trump sobre sus reformas económicas en su primera conferencia de prensa tras su triunfo: el Dow Jones perdió 0,32% y el Nasdaq 0,29%.

Según resultados definitivos del cierre, el índice Dow Jones Industrial Average retrocedió 63,28 puntos a 19.891,00 puntos, y el Nasdaq, de dominante tecnológico, 16,16 puntos, a 5.547,47 unidades. El índice ampliado S&P cedió 4,88 puntos, 0,21%, a 2.270 puntos.

"Creo que hay una cierta decepción por la conferencia de prensa de Trump (...) donde no mencionó algunas cosas que los inversores querían escuchar", sostuvo Peter Cardillo, economista jefe de First Standard Financial.

El futuro presidente de Estados Unidos, que dio el miércoles su primera conferencia de prensa desde su elección, no detalló cómo pensaba poner en práctica sus promesas de reducción de impuestos, flexibilización de las regulaciones que atañen a las empresas y de impulso del gasto en infraestructura.

"Tal vez hay una sensación creciente de que muchas de las medidas de Trump para el crecimiento no se implementarán o no rendirán frutos para la economía hasta 2018 como muy pronto", comentó Bill Lynch, de Hinsdale Associates.

A esto se suma la "prudencia" antes de la publicación de los primeros resultados de empresas importantes el viernes, según Cardillo.

Respecto a los indicadores, es poco probable que las cifras del día incidieran en el mercado, incluyendo un aumento menos significativo de lo previsto en las solicitudes de subsidios por desempleo semanales.

"Tomando el conjunto de las cifras, el nivel de inscripciones en desempleo es consistente con la continua mejora del mercado laboral de Estados Unidos", dijo Rob Martin, de Barclays, en una nota.

Impulsados por los precios del petróleo, los precios de importación empezaron a repuntar también en diciembre. Estos pueden incidir en la inflación y por lo tanto son muy observados por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

Además, el déficit presupuestario de Estados Unidos se disparó en diciembre, pero esto se debió principalmente a los efectos del calendario.

El mercado de bonos estaba sin tendencia clara. Hacia las 21H20 GMT, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajó a 2,354% contra 2,366% el miércoles por la noche, y el de los bonos a 30 años aumentó ligeramente a 2,959%, ​​frente al 2,952% anterior.

AFP