Navigation

Warren deja la carrera demócrata a la Casa Blanca sin respaldar a ningún rival

La senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, junto a su esposo, Bruce Mann, al anunciar la suspensión de su campaña presidencial frente a su casa de Cambridge, Massachusetts, el 5 de marzo de 2020. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 05 marzo 2020 - 17:42
(AFP)

Elizabeth Warren, última mujer de peso en la contienda demócrata para elegir al rival del republicano Donald Trump en noviembre, abandonó el jueves la carrera sin respaldar por ahora a ninguno de los principales competidores: Joe Biden y Bernie Sanders.

"No me postularé para presidente en 2020", dijo a periodistas frente a su casa en Cambridge, Massachusetts, la senadora progresista de 70 años, que llegó a liderar el año pasado las encuestas de intención de voto entre los demócratas.

Warren indicó que aún necesitaba "un poco de tiempo" para decidir si apoyará a Sanders, un senador autodefinido como "socialista democrático" de 78 años cuyas ideas son más radicales que las de ella, o a Biden, un moderado exvicepresidente de 77 que representa el poder tradicional del Partido Demócrata.

Más tarde, en la cadena MSNBC, confesó sin embargo que Sanders era un amigo con el que trabajó "durante mucho, mucho tiempo", y que aunque respetaba a Biden ambos abordan los temas desde "direcciones diferentes".

Su retiro, luego de malos resultados en las internas partidarias, dejó la contienda encuadrada entre dos hombres septuagenarios que representan dos enfoques muy diferenciados dentro del Partido Demócrata.

Warren recordó que cuando se lanzó, le habían dicho que había dos carriles en esta carrera: el de Biden y el de Sanders, y que no había espacio para nadie más. "Sentí que eso no estaba bien, pero evidentemente estaba equivocada", dijo.

"La senadora Warren es la más feroz de los luchadores por las familias de clase media", tuiteó Biden apenas se conoció que dejaría la contienda. "Necesitábamos su voz en esta carrera, y necesitamos su trabajo continuo en el Senado", agregó.

El ex mano derecha de Barack Obama, a quien hace pocos días daban por muerto en las primarias demócratas, tomó las riendas de la carrera el miércoles tras importantes victorias en las cruciales votaciones del supermartes y luego de obtener el respaldo de tres antiguos rivales: Pete Buttigieg y Amy Klobuchar, que renunciaron el lunes, y Beto O'Rourke, que lo había hecho en noviembre.

"Sé que se quedará en esta pelea y estamos agradecidos de que lo haga", tuiteó por su parte Sanders, luego de decir el miércoles que había hablado con ella y que "es importante respetar el tiempo que necesita".

Sanders, que arrancó con fuerza las internas partidarias y ganó en la populosa California, el botín mayor del supermartes, elogió a Warren por su "extraordinaria" campaña en defensa de que los ricos paguen más impuestos, que se garantice cobertura universal de educación y salud, y que se atienda el cambio climático y los derechos de las mujeres.

Muchos el jueves le rindieron homenaje a Warren en Twitter bajo la etiqueta "ThankYouElizabeth" (#Gracias Elizabeth).

- "Cuatro años más" -

Warren, una exprofesora de derecho que prometía combatir la corrupción y acabar con la especulación de Wall Street, nunca logró formar una amplia coalición de apoyo que le reportara éxitos en las urnas.

No ganó ni una sola de la veintena de primarias demócratas hasta la fecha, y sufrió derrotas particularmente humillantes en Massachusetts, el estado que representa en el Senado, y en Oklahoma, donde se crió.

Su salida deja sólo una mujer en la carrera demócrata: la congresista de Hawái Tulsi Gabbard, de 38 años, última por lejos en los sondeos y sin probabilidad de despuntar.

"La parte más difícil de esto son todas esas niñas que van a tener que esperar cuatro años más", dijo Warren a los periodistas.

Además de Klobuchar, senadora de Minnesota, otras prominentes candidatas quedaron por el camino, como Kamala Harris de California y Kirsten Gillibrand de Nueva York.

¿Ser mujer pesa negativamente en las urnas?

Warren fue enfática sobre el tema: "Si dices, 'Sí, hubo sexismo en esta carrera', todos dicen 'Quejosa'", afirmó. "Y si dices, 'No, no hubo sexismo', un billón de mujeres piensan, '¿En qué planeta vive?'"

"Les prometo que tendré mucho más que decir sobre ese tema", dijo.

Warren se retiró un día después de la salida del multimillonario exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, quien respaldó a Biden tras decepcionantes resultados en el supermartes.

Fiel a su estilo, Trump opinó sobre la salida de Warren con un tuit burlándose de ella y de Bloomberg, contra quien la senadora arremetió especialmente en los últimos debates televisados.

"Elizabeth 'Pocahontas' Warren, que no iba a ir a ninguna parte excepto contra Mini Mike, acaba de abandonar la Primaria demócrata ... TRES DÍAS DEMASIADO TARDE", escribió.

"Le costó al Loco Bernie, al menos, Massachusetts, Minnesota y Texas", dijo el presidente sobre tres de los estados que votaron el supermartes por Biden. "¡Probablemente le haya costado la nominación (a Sanders)! Llegó tercera en Massachusetts".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.