AFP internacional

Una patrulla policial cruza el puente de Westminster de Londres, el 23 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Otras seis personas fueron inculpadas este martes por la brutal paliza a un demandante de asilo kurdo-iraní de 17 años en las calles de Londres, informó la policía, elevando el número total a 13.

Los hechos ocurrieron el sábado por la noche en el barrio de Croydon, en el sur de Londres, y fueron tildados de crimen racista por las autoridades.

Los delitos que se imputan a los acusados van de "desórdenes violentos" a "graves daños físicos". Los sospechosos tienen entre 15 y 24 años.

Según un comunicado de la policía, "los sospechosos preguntaron a la víctima de dónde era, y cuando comprendieron que era un demandante de asilo, le persiguieron y atacaron brutalmente".

La víctima esperaba el autobús con dos amigos. Cuando respondió e intento huir, el grupo le persiguió hasta atraparlo y darle una paliza, con numerosas patadas en la cabeza que le provocaron una fractura craneoencefálica y un coágulo en el cerebro.

El muchacho está grave, pero su vida no corre peligro. Sus dos amigos lograron escapar y sufrieron solo heridas leves.

El alcalde de Londres, Sadid Khan, condenó el episodio y dijo que no "hay lugar (para los crímenes racistas) ni en Londres, ni en el Reino Unido, ni en ningún lugar".

En 2016 se registraron 62.518 delitos racistas en Inglaterra y Gales, aproximadamente 10.000 más que al año anterior, según estadísticas policiales.

AFP

 AFP internacional