Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado yemení monta guardia delante de la embajada de Irán en Saná el 21 de julio de 2013

(afp_tickers)

Yemen decidió cerrar su embajada en Teherán para protestar contra la "injerencia" de Irán, a la que acusa de apoyar a los rebeldes chiitas hutíes, anunció la agencia oficial Saba.

"Un responsable" del gabinete del presidente Abd Rabo Mansur Hadi, citado por el medio de comunicación, también anunció que llamó a consultas a su encargado de negocios en Teherán y expulsó al embajador de Irán en Yemen.

Pero la embajada de Irán en Yemen está en la capital, Saná, controlada por los rebeldes chiitas y en la que el gobierno de Hadi no tiene ninguna influencia.

Las fuerzas progubernamentales, apoyadas por una coalición árabe dirigida por Arabia Saudí, luchan contra los rebeldes chiitas desde el mes de marzo.

Según Saba, la presidencia yemení acusó a Irán de violar "su soberanía nacional con una serie de actos hostiles" y aseguró haber interceptado en el mar de Omán un barco iraní cargado de armas y de explosivos para los hutíes. Teherán desmintió esa acusación.

AFP