Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Aliu Mahamar Turé, miembro de la rama de Al-Qaida MUJAO (el Movimiento por la Unidad y la Jihad en África Occidental), un grupo islámico en control de Gao, Malí, de pie afuera un hospital de la ciudad.

(afp_tickers)

La justicia malí condenó este viernes a 10 años de cárcel a Aliu Mahamar Turé, apodado el "cortador de manos" de Gao, la ciudad del norte de Malí controlada por los yihadistas entre 2012 y 2013 donde actuaba como jefe de la "policía islámica".

"La Corte declaró al acusado culpable de todos los cargos que pesaban en su contra, aunque con circunstancias atenuantes, y lo condena a una pena de 10 años de cárcel", declaró el presidente del tribunal, al término de un juicio que se inició el mismo viernes en Bamako.

"Yo esperaba una pena mayor. Los crímenes de guerra quedaron demostrados (...) Pero fue un juicio para la Historia. El tribunal halló culpable al acusado", dijo un abogado de las víctimas, que es además presidente de la Asociación malí de defensa de los derechos humanos (AMDH), Moctar Mariko.

"Deploro la pena aplicada a mi cliente. No se presentaron pruebas irrefutables. Además, los peces gordos implicados en crímenes en el norte de Malí durante la ocupación (de los yihadistas) están en libertad, mientras que nuestro cliente era un segundón", lamentó por su parte uno de los abogados defensores, Tiessolo Konare.

Detenido en diciembre de 2013 por las fuerzas armadas malíes, Aliu Mahamar Turé, "excomisario islámico" de Gao, la ciudad más importante del norte de Malí, estaba acusado entre otros cargos de haber cortado una mano a presuntos ladrones y flagelado en público a mujeres por no llevar velo islámico.

"No fui yo. Fueron yihadistas mauritanos, argelinos y saharauíes los que cortaron manos", había afirmado Aliu Mahamar Turé.

El juicio fue el primero de ese tipo en este país donde grupos armados yihadistas siguen lanzando mortíferos ataques.

Por lo menos ocho de sus presuntas víctimas estaban presentes en la audiencia, ante un jurado integrado por cuatro civiles, un presidente del tribunal y dos magistrados asesores. "Fui detenido acusado de robo. Aliu y sus compañeros me drogaron antes de cortarme la mano derecha", dijo una de ellas.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP