Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un cartel del candidato presidencial zambiano Hakainde Hichilema, del Partido de la Unidad para el Desarrollo Nacional (UPND), fotografiado el 9 de agosto de 2016 en Lusaka

(afp_tickers)

Zambia elige el jueves a su presidente en unos comicios que se anuncian muy reñidos, tras una campaña llena de incidentes entre el mandatario saliente, Edgar Lungu, elegido el año pasado, y el economista Hakainde Hichilema.

Lungu, de 59 años, fue elegido presidente en enero de 2015 para terminar el mandado de su predecesor, Michael Sata, fallecido en octubre de 2014.

Ganó por una mínima mayoría -menos de 28.000 votos, un 1,5%- a Hakainde Hichilema, que tachó aquella elección de "simulacro".

Es la quinta vez que Hichilema, un economista de 54 años, se presenta a una elección presidencial.

"Ambos campos aseguran que solo una elección trucada les haría perder", explicó el politólogo Neo Simutanyi, interrogado por la AFP. "El nivel de tensión es más elevado que en el pasado y el clima no es propicio para unas elecciones pacíficas y justas", agregó.

Los seguidores del partido de Lungu, el Frente Patriótico (PF), atacaron el lunes un autobús de campaña del Partido de la Unidad para el Desarrollo Nacional (UPND), de Hichilema, en Mtendere, a las afueras de Lusaka.

Varias personas pudieron haber resultado heridas en otros altercados en Mtendere.

"Estos actos violentos que marcan las elecciones de 2016 no tienen precedente y ensucian el balance histórico de las elecciones pacíficas en Zambia", reaccionó el responsable de la comisión electoral, Esau Chulu, en un comunicado.

El candidato Lungu condenó el jueves estos incidentes. "Lo que pasó ayer en Mtendere es inaceptable. Pedí a la policía aplicar la ley sea cual sea la afiliación política de las personas reconocidas culpables", declaró.

En estas últimas semanas, se han enfrentado partidarios del PF y del UPND, hasta el punto que la campaña fue suspendida en Lusake el mes pasado.

Durante esta campaña, Lungu ha sacado su faceta más radical, amenazando a sus adversarios en varias ocasiones.

"Si me ponen entre la espada y la pared, estoy dispuesto a sacrificar la democracia por la paz", dijo en un reciente mitin en la provincia minera de Copperbelt (centro), una región determinante para la elección.

- 'Riesgo importante de violencia' -

En junio, la policía mató a un militante de la oposición, durante una manifestación del UPND.

El vicepresidente del partido, Geoffrey Mwamba, fue detenido este año dos veces por "difamación" contra Lungu.

Por otra parte, el Post, el principal diario independiente del país, fue clausurado en junio, acusado por las autoridades de deber casi cinco millones de dólares al fisco.

El vencedor de los comicios será elegido por un mandato de cinco años. Si ninguno de los candidatos obtiene el 50% de los votos, se organizará una segunda vuelta.

"Esta vez, es una elección para un mandato completo, hay más temas en juego [que en 2015]. Hay un riesgo importante de violencia y de contestación después de la elección, sobre todo si es reñida", advirtió Sabine Machenheimer, especialista de Zambia en el grupo de análisis en defensa y seguridad Jane's.

La economía del país depende totalmente del cobre, del que es el segundo productor en África, después de República Democrática del Congo.

La reciente caída del precio de este metal sumió su economía "bajo una intensa presión", según el Fondo Monetario Internacional, y causó la supresión de miles de empleos en el sector minero.

Zambia, antigua Rodesia del Norte, se independizó de Gran Bretaña en 1964. Desde entonces, y hasta 1991, estuvo dirigida Kenneth Kaunda, bajo un régimen de partido único, antes de abrirse al multipartidismo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP