Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Zimbabue en duelo tras la muerte del opositor Tsvangirai

La gente en Harare leía en sus diarios el jueves 15 de febrero de 2018 los detalles sobre la muerte un día antes en Sudáfrica del líder opositor de Zimbabue Morgan Tsvangirai

(afp_tickers)

Zimbabue rindió el jueves un homenaje unánime al emblemático jefe de la oposición Morgan Tsvangirai, fallecido el miércoles, que desafió la presión y la violencia para denunciar durante décadas el régimen del expresidente Robert Mugabe (1980 y 2017).

El conjunto de la clase política elogió su legado, empezando por el presidente Emmerson Mnangagwa, que sucedió a Mugabe hace tres meses.

El jefe de Estado celebró a este hombre "que siempre insistió por las elecciones libres, justas, con credibilidad y sin violencia", dijo.

"Recordaremos su capacidad de tender la mano, pese a las divergencias políticas, para formar un gobierno de unión nacional después de las elecciones de 2008 que dividieron" al país, agregó el mandatario.

Morgan Tsvangirai murió el miércoles en un hospital de la ciudad sudafricana de Johannesburgo, donde se estaba tratando un cáncer de colon, a los 65 años de edad.

El Estado de Zimbabue informó que se hará cargo de todos los gastos relacionados con sus funerales.

El ex sindicalista llegó como político a representar la principal amenaza para el autoritario expresidente Mugabe, que cayó en noviembre del año pasado luego de 37 años en el poder.

Tsvangirai, exobrero del sector textil y contramaestre de minas, demostró a finales de los años 90 su carisma y gran capacidad de movilización cuando lanzó una serie de huelgas generales contra el gobierno. Aseguraba que fue objeto de cuatro intentos de asesinato, uno de ellos en 1997.

Con su muerte "cayó una montaña", tituló el diario Daily News, que como otras primeras planas de su país celebraron la trayectoria del líder opositor.

Este jueves cientos de seguidores se acercaron al sede central en Harare del partido Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), fundado por Tsvangirai en 1999. Tras su muerte varios empezaron a considerarlo "héroe".

"Perdimos un jefe", estimó Nelson Chamisa, nombrado presidente del partido que desde hace meses vive una cruda guerra por la sucesión para liderar la entidad, a pocos meses de las elecciones parlamentarias y presidencial.

Tsvangirai tenía que ser este año el candidato oficial del MDC para la elección presidencial, para competir contra el mandatario interino Emmerson Mnangagwa, pero con su muerte queda en su lugar Chamisa, uno de los tres vicepresidentes del partido.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes