Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Algunas empresas suizas en entredicho en Brasil

Brasil es el mayor y más atractivo mercado en Latinoamérica.

(Keystone Archive)

Durante el último mes, inusuales multas e investigaciones policíacas han marcado la relación entre ABB, Credit Suisse, Syngenta, y el gigante sudamericano.

Los próximos días permitirán esclarecer el panorama dentro de una relación comercial que es cada vez más rentable para ambas partes.

Dicho sin rodeos, Brasil es el país más interesante de América Latina para Suiza.

En el plano económico, una de cada dos transacciones comerciales realizadas por Suiza en la región se materializan con el gigante sudamericano.

Y de acuerdo con la Cámara de Comercio Suiza en Brasil, aunque incipiente –dada la talla de las dos economías-, la relación comercial crece a un ritmo superior al 15% anual desde hace más de una década; lo que explica que prácticamente todos los gigantes empresariales suizos (como Nestle, Novartis, Roche, ABB, etcétera) tengan presencia en Brasil. Y que la relación bilateral de negocios, de tanto en tanto, provoque algunas fricciones.

En menos de 30 días, tres problemas estallaron entre el empresariado helvético y Brasil; ABB, Syngenta y el Credit Suisse, están en medio del ojo del huracán.

ABB: cártel de precios

Hace tres semanas (21.03) se hizo público un problema que, presuntamente, lleva 10 años de existencia.

Las autoridades brasileñas comenzaron a investigar a la empresa tecnológica de origen helvético sueco, ABB, junto con la alemana, Siemens; la francesa, Areva; la austriaca, Va Tech; y también las japonesas, Toshiba, Mitsubishi y Japan AE Power Systems Corporation, por creación de un "cártel internacional de precios".

Es decir, por pactar de manera secreta e ilegal precios dentro del mercado de la electrónica junto con otras de sus competidoras, de modo que aseguren ganancias atractivas sin hacer esfuerzos de productividad.

Y concretamente, el conflicto se centra en los precios que asignaron a los equipos GIS y AIS, que se utilizan en subestaciones de distribución de energía para grandes consumidores.

La entidad responsable de seguir el caso es el Consejo Administrativo de Defensa Económica, dependiente del Ministerio de Justicia de Brasil, quien confirma que fue una de las propias empresas la que proporcionó información al gobierno brasileño.

El Ministerio de Justicia otorgó a las empresas involucradas un periodo de 30 días –que concluye el 21.04- para alegatos y defensa. Tras esta fecha, y con toda la información a su alcance, decidirá si ABB y las otras compañías, violaron la Ley Antimonopolios y que multas corresponden.

La posición de ABB

Consultada por swissinfo, ABB confirmó que "como siempre que la autoridad de algún otro país lo requiere, colaboramos con toda la información y ayuda que nos sea solicitada".

Thomas Schmidt, vocero de ABB, confirmó que las autoridades brasileñas han estado en contacto con ABB Brasil y han solicitado información.

Dejó claro también que el interés por seguir haciendo negocios con Brasil sigue intacto. Pero dada la relevancia de la investigación en curso, la compañía no ofrecerá detalles hasta que se haya concluido el trabajo de las autoridades brasileñas.

Cabe destacar, sin embargo, que la relación entre ABB y Brasil tiene una larga historia. La helvética comenzó a venderle productos a Brasil en 1912, y en 1952 llegó a instalarse formalmente, cuando se convirtió en accionista de la Industria de Dinamo Eléctrico de Brasil.

Actualmente, tiene 10 fábricas, las más importantes ubicadas en Osasco, Guaruluhos, Bitim y Curitibia.

Y el riesgo de un cártel de precios es que implica el encarecimiento de los bienes hasta en un 25% a nivel mundial, según confirman las cifras de la Comisión Europea (CE), razón que explica que esta práctica sea cada vez más penada.

ABB ya tiene algunos capítulos al respecto. Por ejemplo, la autoridad antimonopolios de la Unión Europea (UE) probó en los 90´s que ABB "trucó" los precios de un serial de pipas dedicadas a la calefacción distribuidas en el Viejo Continente, acción que le mereció una multa histórica de 125 millones de francos suizos.

Credit Suisse

Simultáneamente, el Credit Suisse, el segundo banco más importante de Suiza, también atraviesa un capítulo espinoso en su relación con Brasil.

Peter Schaffner, Director de Banca Privada del Credit Suisse, fue detenido sorpresivamente por la Policía Federal brasileña (23.03) en el aeropuerto de Sao Paulo y encarcelado durante 10 días, como parte de la llamada "Operación Suiza".

El ejecutivo helvético se dirigía hacia Zúrich, su ciudad de residencia, cuando fue retenido junto con otros seis funcionarios del banco, acusados de lavado de dinero y realización de remesas ilegales en dólares.

La policía brasileña ha dedicado largas jornadas a revisar las oficinas del banco en Sao Paulo, incautó computadoras, discos duros y tiene una serie de registros telefónicos sospechosos que evalúa.

Schaffner es experto en la administración de fortunas personales, algunas de ellas provenientes de millonarios brasileños, quienes versaron fondos inusualmente altos de Brasil hacia otros destinos.

Cauto con respecto al asunto, el Credit Suisse confirma que la investigación sigue su curso y acepta que es un caso "muy delicado, cuya repercusión podría ser a gran escala".

Pero confía en que todos sus ejecutivos respetan el código de ética que rige las actividades de la institución, por lo que espera que el panorama se esclarezca pronto. Y aclara que se trata de un caso concreto y aislado, que no contamina el prestigio de toda la actividad de Banca de Inversión del Credit Suisse.

La soja de Syngenta

Y finalmente, también hace tres semanas (22.03), el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (IBAMA) multó por 600.000 francos a la agroquímica suiza, Syngenta, por no respetar las reglas que rigen a las plantaciones de soja transgénica.

El enfrentamiento, a diferencia de los dos casos anteriores, incluyó también un componente humano. Esto es, 300 campesinos brasileños ocuparon pacíficamente los cultivos de maíz y soja de Syngenta en Paraná (al sur de Brasilia), a modo de protesta.

La respuesta de Syngenta fue contundente: niega de forma absoluta haber cometido un ilícito, y recuerda mediante su portavoz, Guy Wolf, que "posee todos los permisos indispensables para plantar soja y respetó las reglas impuestas para hacerlo".

La preocupación de los campesinos y también de Greenpeace, quien ha respaldado las demandas de los primeros, es que Syngenta puso como límite a sus plantíos 6 kilómetros con respecto al Parque Nacional de Iguazú, cuando la legislación exige 10 km como mínimo.

Syngenta afirma que no es verdad, que la distancia mínima fue respetada, y aclara que de todas maneras, el polen sólo es capaz de desplazarse entre 10 y 20 metros, por lo que Iguazú no se corre ningún riesgo de "contaminación" con transgénicos.

Por ello, interpuso ya un recurso de inconformidad para anular el pago de la controvertida multa.

swissinfo Andrea Ornelas

Contexto

Brasil es el gigante indiscutible de América Latina; tres veces más grande que Argentina, y cuatro veces mayor que México. Su población alcanza 174 millones de habitantes, y su fuerza productiva los 80 millones.

Suiza sostiene una relación política y económica estable y ascendente con Brasil, país que concentra la mitad de las operaciones comerciales que realiza con la región de América Latina.

Brasil exporta a Suiza aluminio, carnes, café, tabaco, zinc, manganeso, jugo de naranja y joyas. Suiza le vende a Brasil generadores eléctricos, productos farmacéuticos, autopartes, maquinaria y herramientas.

Las empresas suizas que más presencia tienen en Brasil son: Novartis, Roche, Carterpillar, Syngenta, CNH, Ciba, ABB y Clariant.

Fin del recuadro

Datos clave

El PIB brasileño anual equivale a 602.000 millones de francos suizos. El PIB por habitante a 4.100 francos.

El 55% de la economía brasileña se dedica a los servicios, 37% a la industria y 8% al campo.

Suiza representa el 1% de las exportaciones brasileñas: unos 96 millones de francos suizos anuales.

Actualmente, 13.822 suizos viven en Brasil, y 17.274 brasileños en Suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×