Navigation

Aprendizaje acelerado de los derechos humanos

Alfred Fernández, director Universidad de Verano de derechos humanos (centro). Humberto Salgado

Líderes indígenas provenientes de 48 países participan hasta el 15 de agosto en Ginebra en los cursos de derechos humanos de la Universidad de Verano.

Este contenido fue publicado el 05 agosto 2003 - 12:55

Formación destinada a líderes indígenas con apoyo de la COSUDE y de comunas ginebrinas.

La Universidad de Verano de los Derechos Humanos y del Derecho a la Educación consiste en cursos de dos semanas de duración organizados por la Organización Internacional para el Derecho a la Educación y a la Libertad de la Enseñanza (OIDEL).

Se trata de una ONG establecida en Ginebra y que trabaja estrechamente con todas las agencias de Naciones Unidas relacionadas con los temas de derechos humanos.

Este año, alrededor de 60 personas, la mayoría líderes indígenas provenientes de 48 países, se han dado cita en Ginebra gracias al apoyo recibido por varias comunas ginebrinas y organismos oficiales.

La Agencia Suiza de Cooperación y Ayuda al Desarrollo (COSUDE) apoya a la Universidad con un 80% de su financiamiento, aportando con 600 mil francos al año. Además cuenta con el respaldo del Ministerio suizo de Relaciones Exteriores.

Apoyo del cantón y las comunas

Varias comunas del cantón de Ginebra otorgan becas de estudio a algunos de los estudiantes que provienen sobre todo de poblaciones autóctonas latinoamericanas, africanas y asiáticas.

"Son las comunas que deciden a quienes invitan, pagan los pasajes y financian parte de la estancia en Ginebra de los becarios. Nosotros sólo les presentamos a los candidatos", precisa Alfredo Fernández, uno de los organizadores de los cursos.

Las relaciones entre los participantes en los cursos y las autoridades políticas del cantón de Ginebra han sido fructíferas en los últimos años.

"Esa magnífica relación ha motivado al cantón de Ginebra a participar financieramente en la Universidad de Verano por primera vez en este año", explica Fernández.

"La experiencia es enriquecedora", dice Marcelino Díaz de Jesús. El indígena nahua, del estado mexicano de Guerrero, sostiene que esa doble formación teórico-práctica difícilmente se puede adquirir en otra ciudad y en otro país.

"Porque Ginebra puede darnos la vivencia dentro de los mecanismos del sistema de Naciones Unidas. Además, Suiza nos apoya con parte de los financiamientos", añade.

¿Cómo aplican los participantes los conocimientos adquiridos?

Margarita Gutiérrez, de la organización Enlace Continental de Mujeres Indígenas de América Latina, explica que uno de los primeros beneficios de este tipo de encuentros es que las "redes informales" de trabajo se refuerzan gracias a los contactos y el intercambio de experiencias.

“Así se refuerza la eficacia del trabajo de muchas ONG y las relaciones entre gobiernos y los pueblos indígenas”, agrega.

"Otra manera de aplicar estos conocimientos es que la Universidad nos ofrece un conocimiento práctico del sistema de Naciones Unidas. Asistimos a las sesiones de una subcomisión de Derechos Humanos que se ocupa particularmente de nosotros”.

“También estamos activos en el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Pueblos Indígenas, al que asistimos aprovechando los cursos en Ginebra", agrega Margarita Gutiérrez.

La dirigente indígena indica que, en este año, se acordó crear una "red informal" de contactos, mediante el uso de Internet y el correo electrónico, con todos los participantes en los cursos "para reforzar la solidaridad y el compañerismo" que surgen de esta experiencia ginebrina.

"Creo que esta es una manera muy práctica y muy concreta de aplicar todo lo que aprendemos aquí", dice la responsable de Enlace Continental de Mujeres Indígenas de América Latina.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Datos clave

La Confederación y las comunas ginebrinas apoyan financieramente los cursos de la Universidad de Verano.
Formación sobre derechos humanos para líderes indígenas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo