Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Asociación Suiza de Banqueros defiende secreto bancario

Georg F. Krayer en la rueda de prensa de la Asociación Suiza de Banqueros en Berna.

(Keystone)

Suiza está dispuesta a cooperar con la Unión Europea en materia fiscal, pero el secreto bancario no es negociable, señaló el presidente de la Asociación Suiza de Banqueros (ASB), en la presentación, este lunes en Berna, del informe anual de la ASB.

Suiza no es un paraíso fiscal y tampoco va a obstaculizar la cooperación en el seno de la Unión Europea (UE) en materia de tributación. Pero el secreto bancario helvético no es negociable.

En esos términos defendió Georg F. Krayer, presidente de la Asociación Suiza de Banqueros (ASB), el centro financiero helvético contra las crecientes presiones por parte de Bruselas.

La UE se propone negociar con terceros países, entre ellos Suiza, la adopción de medidas equivalentes al compromiso de armonización fiscal aprobado en junio en la cumbre europea de Feira, Portugal.

La ASB, que este lunes presentó su informe anual en rueda de prensa en Berna, respalda sin reservas la posición transmitida en junio pasado por el ministro suizo de Finanzas, Kaspar Villiger, al comisario europeo, Frits Bolkestein, durante la visita de éste a Berna.

El sistema bancario suizo ya dispone de un "excelente" sistema de vigilancia, declaró Georg F. Krayer. Suiza adoptará medidas contra la evasión fiscal, cuando los centros financieros fuera de Europa como Japón, Singapur o Hongkong se comprometan a garantizar la armonización fiscal europea, precisó el presidente de la ASB.

En cuanto a la revelación de la identidad de ciudadanos con pasaporte o con residencia en Estados Unidos a las autoridades fiscales de ese país, Krayer señaló que con el nuevo sistema sigue garantizada la discreción que desean los clientes.

Los bancos suizos se comprometen, a partir del 1º de enero de 2001, a informar a las autoridades fiscales estadounidenses sobre cuáles de sus clientes están sometidos a la tributación obligatoria en Estados Unidos.

A partir de esa fecha, los tributarios que no estuvieran dispuestos a revelar su identidad deberán pagar un impuesto de garantía del 31 por ciento sobre el rendimiento y la venta de títulos estadounidenses.

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes