Navigation

Aterrizaje de la economía en 2001

La economía de Suiza, que ha alcanzado enorme dinamismo en el presente año, experimentará probablemente un "aterrizaje suave" en 2001, según pronósticos de los analistas económicos de los principales bancos comerciales alemanes.

Este contenido fue publicado el 06 noviembre 2000 - 09:48

Los expertos vaticinan que al término de 2000 el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país helvético será del 3 por ciento y que el año próximo posiblemente el ritmo se desacelerará al 2,75 por ciento.

En cuanto al franco suizo - que ha registrado de nuevo un alza frente al euro debilitado en las últimas semanas en medio de la crisis del Cercano Oriente - se espera que corrija su cotización cuando tenga lugar la recuperación de la moneda única europea.

Debido al aumento de los precios del petróleo la inflación en Suiza ha aumentado más de un punto en un mes, alcanzando una tasa anualizada del 2,3 por ciento.

Sin embargo, la baja tasa interna (del 0,3 por ciento) muestra que son escasos los riesgos domésticos que pueden eventualmente influir en el alza de los precios al consumo.

Gracias a los considerables ingresos fiscales, el déficit presupuestario será este año probablemente menor a la proyección gubernamental original de 1.750 millones de francos suizos (0,4 por ciento del Producto Interno Bruto).

En 1999 el presupuesto cerró con un déficit de 2.600 millones de francos suizos (0,7 por ciento del PIB). Se estima que en 2001 el presupuesto quedará equilibrado, según coinciden analistas del Deutsche Bank Research, Dresdner Bank y Commerzbank en Francfort del Meno.

El Banco Nacional Suizo (BNS) no ha seguido inmediatamente el aumento de las tasas de interés decidido por el Banco Central Europeo. Sin embargo, éste espera que en lo que resta del año la autoridad monetaria helvética aplique una política más severa.

El único riesgo que afronta la economía del país es el que puede derivar de una fuerte apreciación del franco suizo. La moneda helvética se debilitó levemente frente al euro después de la primera intervención del Banco Central Europeo para respaldar a la moneda única europea, pero poco después volvió a fortalecerse en medio de la confusión reinante en los mercados cambiarios y ante la crisis de Oriente Próximo.

La reciente apreciación del franco suizo es vista por los expertos como un reflejo del status de "moneda refugio" de que goza a escala mundial la monedad helvética.

Una vez que la situación internacional se normalice "esperamos una corrección de la cotización frente al euro, dada la convergencia fundamental entre Suiza y la zona euro", afirmó el economista Bernhard Gräf, del Deutsche Bank Research.

"A mediano y largo plazo el franco se debilitará frente al euro, debido a que la zona euro experimentará un crecimiento económico mayor que el de Suiza el próximo año y a que el Banco Central Europeo seguirá probablemente una política algo más restrictiva que la del Banco Nacional Suizo", agregó.

La reciente intervención del Banco Central Europeo para apoyar al euro parece haber dado otra vez base suficiente a la moneda única europea para evitar una nueva recaída en lo inmediato, mientras los inversionistas aguardan los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Juan Carlos Tellechea, Berlín

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo