Navigation

Australia descarta fraude en transferencias relacionadas con el cardenal Pell

Este contenido fue publicado el 03 febrero 2021 - 04:14

Sídney (Australia), 3 feb (EFE).- La Policía australiana informó este miércoles de que no ha hallado irregularidades en las transferencias de fondos que se realizaron desde el Vaticano entre 2014 y 2020, tras las sospechas de lavado de dinero en un caso que fue relacionado con el polémico cardenal George Pell.

En un comunicado, la Policía Federal Australiana indicó que "no ha identificado una mala conducta criminal hasta la fecha" al completar el análisis de la información proporcionada por la agencia de inteligencia financiera (AUSTRAC, por sus siglas en inglés) respecto a estas transferencias desde la Santa Sede.

AUSTRAC, la agencia encargada de luchar contra el lavado de dinero admitió el mes pasado que a raíz de un fallo informático había cometido un error en el cálculo del total del monto transferido desde el Vaticano.

El monto revisado a la baja es de 9,5 millones AUD (7,24 millones USD o 6 millones EUR), muy por debajo de los 2.300 millones AUD (1.753 millones USD o 1.454 millones EUR) calculados inicialmente.

La mayor parte de las transacciones fueron realizadas cuando Pell era el tesorero del Vaticano (2014-2017), cargo que tuvo que abandonar para hacer frente al proceso por supuesta pederastia en Australia, del que fue finalmente exonerado.

A finales de 2020, AUSTRAC reveló el monto equivocado de 2.300 millones AUD a un comité del Senado que investigaba las denuncias de la prensa italiana sobre estas transacciones.

Los medios italianos habían apuntado que parte del dinero incluía unos 700.000 euros (unos 826.000 dólares) transferidos supuestamente por el cardenal italiano Angelo Becciu, supuesto enemigo de Pell, a Australia para ayudar a la parte acusatoria contra el cardenal.

El australiano Pell, ex "número tres" del Vaticano, fue condenado por un juez de la ciudad de Melbourne a seis años de prisión por pederastia en 2019, pero el Tribunal Superior de Australia, la máxima instancia judicial en el país, lo absolvió el pasado abril.

El cardenal, que pasó 13 meses en prisión, viajó a finales de septiembre al Vaticano por primera vez tras el proceso judicial y el 12 de octubre se reunió con el papa Francisco.

Sobre Becciu, a quien el papa Francisco obligó el pasado septiembre a renunciar a su cargo de prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y a los derechos del cardenalato, también recae la sospecha de malversación por enviar fondos vaticanos a la cooperativa de su hermano, entre otros escándalos. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.