Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ayuda de Suiza en catástrofe de Myanmar

Una calle de Yangón, tras el paso del ciclón Nargis.

(Keystone)

La cooperación suiza destina 500 mil francos de ayuda para las víctimas del ciclón Nargis que ha causado más de 22 mil muertos y cientos de miles de damnificados. La Cruz Roja Suiza contribuye con 200 mil francos.

Ambas entidades enviaron este martes una delegación de socorro con destino a Bangkok ante la reticencia de Yangón de otorgar visados de entrada.

"Para nosotros está claro: si enviamos ayuda, tenemos que tener una garantía de que esa ayuda es bien distribuida y que la población vulnerable es la que la recibe", señaló a swissinfo Karl Schuler, vocero de la Cruz Roja Suiza.

La junta militar que gobierna Myanmar (ex Birmania) se muestra reticente a la entrega de visas para que personal de otros países pueda ingresar a su territorio, aunque manifestó su disposición a recibir ayuda del exterior. "Lo que le plantea problemas es la presencia de extranjeros", dijo Schuler.

Sin embargo, insistió, "ningún país del mundo puede decir: 'aceptamos la ayuda pero no aceptamos un mínimo de control'".

Diversas organizaciones humanitarias suizas e internacionales, incluida la Unicef-Ginebra y la oficina de Coordinación de la Ayuda Humanitaria de la ONU (OCHA) esperaban este martes los visados necesarios para poder viajar a Myanmar.

Ayuda suiza

La Ayuda Humanitaria de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), anunció este martes su decisión de contribuir con un primer apoyo de 500 mil francos para las víctimas del Nargis. La Cruz Roja Suiza hará lo propio con un monto de 200 mil francos.

Entre ambas instituciones enviaron este martes a Bangkok (en espera de poder trasladarse a Myanmar) a un grupo de socorro.

La delegación está integrada por un médico, un experto en agua potable, otro en construcción y dos más en tareas de logística, uno de ellos pertenece a la Cruz Roja Suiza, el resto a COSUDE.

"Este equipo va a tratar de definir las necesidades más urgentes y ver la manera de encaminar los socorros. Pensamos participar financieramente o con material de socorro que será enviado en un vuelo fletado por la Federación Internacional de la Cruz Roja y que partirá de Kuala Lumpur", puntualizó Karl Schuler.

Cadena de la Solidaridad

Por su parte, la Cadena de la Solidaridad abrió una cuenta en beneficio de las víctimas de Myanmar y lanzó un llamado a la adhesión del pueblo suizo.

"Estamos en contacto con las diversas organizaciones de ayuda para conocer las necesidades más apremiantes de la población. Hasta ahora, los productos más urgentes son agua potable, medicamentos y frazadas", señaló a swissinfo Catherine Beaud-Lavigne, portavoz de esa institución.

Subrayó las enormes dimensiones de la catástrofe, equiparables a las del Tsunami que azotó el sudeste asiático en 2004 o el ciclón que devastó Bangladesh en 1970.

"Las autoridades de Myanmar, que en principio rechazaban inclusive la ayuda internacional, acabaron por aceptarla, lo que habla de lo enorme de la catástrofe", destacó.

Ausencia de sistemas de alerta

Mientras tanto, la agencia de la ONU para la prevención de catástrofes deploró este martes la ausencia de un sistema de alerta temprana que hubiera permitido evitar un buen número de víctimas.

"Manifiestamente, muchas gentes no tuvieron tiempo de partir y de refugiarse en lugares seguros", destacó para precisar Brigitte Léoni, portavoz del Secretariado de la ONU para la Prevención de Catástrofes.

El Servicio Meteorológico de la India asegura haber advertido a (Yangón) Rangún de la inminencia del ciclón 48 horas antes de su arribo, sin que las autoridades tomaran cartas en el asunto.

Por otra parte, y a pesar de la amplitud de la catástrofe, la junta militar decidió mantener el referéndum previsto para el sábado 11 de mayo, salvo en 47 localidades afectadas, en las que la consulta fue pospuesta para el 24 de mayo.

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Contexto

Myanmar, ex Birmania, es gobernada por militares desde 1962.

Un incremento masivo en los precios de los combustibles provocó en septiembre una serie de protestas reprimidas con el uso de las armas.

Las Naciones Unidas aseguran que la junta militar mantiene a más de 1.100 prisioneros políticos.

La laureada Nóbel de Paz y el líder de oposición, Aung Suu San Kyi, ha estado bajo arresto domiciliario durante 11 de los 17 últimos años.

El personal del CICR no ha podido visitarla desde septiembre de 2003.

Fin del recuadro

Datos clave

Fin del recuadro

Llamado a la solidaridad

La Cadena de la Solidaridad agradecerá sus donativos en la cuenta:
Cuenta postal 10-15000-6
Chaîne du Bonheur
1211 Genève 8.

La Cruz Roja Suiza agradecerá sus donativos en la cuenta:
Cuenta postal 30-4200-3,
mención 'Birmanie'.

Fin del recuadro

Una enorme catástrofe

El pasado 02.05, el ciclón Nargis devastó la zona costera del sur de Myanmar.

El Ministerio local de Auxilio indicó que una ola gigante provocó más decesos que el ciclón mismo: "Una ola de tres metros y medio de altura barrió e inundó la mitad de las viviendas situadas a la orilla del mar".

Según las más recientes estimaciones, unas 22.500 personas perdieron la vida, 41.000 más están desaparecidas y cientos de miles se quedaron sin techo.

La organización humanitaria 'Save the children' considera que el número de víctimas fatales podría llegar a 50.000.

Cinco expertos de la ONU esperan en Bangkok la entrega de visas.

UNICEF advirtió que sin agua potable en las próximas horas, la situación podría deteriorase rápidamente.

La Organización Mundial de la Salud teme sobre todo la propagación de enfermedades como diarrea, intoxicaciones alimentarias, cólera y paludismo.

Fin del recuadro


Enlaces

×