Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Baobab Libros: para los niños no hay barreras culturales

Zeichnung

La literatura infantil y juvenil en alemán proviene principalmente de naciones occidentales. Con el fin de lograr una mayor diversidad, una ONG traduce obras de otros países bajo el lema ‘Creado en el mundo, publicado en Suiza’.

La historia comenzó en 1975 cuando la Declaración de BernaEnlace externo, una ONG denominada actualmente Public Eye, creó un grupo de trabajo sobre la literatura infantil en Suiza. El objetivo era descubrir qué imágenes del ‘Tercer Mundo’ vehiculaban los libros para niños.

“La situación era bastante diferente”, explica Sonja MathesonEnlace externo, directora de Baobab Books. “La literatura infantil estaba llena de estereotipos sobre indios y africanos. Piense solamente en el cómic de Tintín en el Congo o Globi (el personaje de una caricatura popular en Suiza) con los indios”.

El grupo de trabajo se convirtió en el proyecto KolibriEnlace externo que hoy publica una lista anual de recomendaciones de obras que pueden llevarse a las escuelas del país. Los voluntarios leen libros y eligen aquellos que permiten a niños y jóvenes descubrir nuevas culturas y sus diferentes aspectos.

Portada de 'Kolibri'.

(Baobab Books)

Traducción de obras en alemán

“El mercado del libro cambió durante la década de 1980”, explica Matheson. Términos como ‘Rey negro’ o ilustraciones racistas fueron prohibidos en los libros infantiles.

“Pero lo que aún faltaba en la literatura infantil y juvenil era la presencia de autores de África, América Latina y Asia”, dice Matheson. Además de las obras escritas directamente en alemán, las librerías ofrecían traducciones de libros infantiles de autores europeos o estadounidenses. Sin embargo, otras regiones del mundo no estaban representadas. El proyecto sin fines de lucro se convirtió en la editorial Baobab Books que hoy funciona como una ONG independiente de Public Eye.

Wei Tang. 'En el Jardín de la abuela Apo'. Libro de imágenes de China.

(Baobab Books)

Inicialmente, la editorial buscó ferias internacionales del libro o, a través de contactos informales, obras de autores extranjeros para traducir al alemán. Hoy el contacto se hace directamente. La editorial ya no se limita a traducir las obras, sino que también alienta a los autores a escribir nuevos libros. “Hay países donde el mercado del libro no funciona muy bien”, explica Matheson. “Por lo tanto, es más productivo publicar sus obras directamente en alemán”.

Esta estrategia permite la publicación anual de unos cuatro libros de autores de Asia, América Latina y África. Además de estas regiones, también se incluyeron otras minorías europeas: el editor publicó recientemente un cuento de una escritora sobre los pueblos laponesEnlace externo, en Noruega.

Hasta la fecha, Baobab Books ha publicado 90 libros escritos por autores de 35 países. En total han sido vendidos poco más de 100 000 libros en los últimos 15 años. Las cifras de ventas se han estabilizado en alrededor de 10 000 ejemplares vendidos por año. “Es un buen resultado para una editorial que publica pocos libros al año”, dice Matheson.

Los libros bilingües facilitan la integración

Baobab Books también es una organización sin fines de lucro con respecto a las actividades editoriales, como señala Matheson. Recientemente donó a varias escuelas y bibliotecas el libro conmemorativo Un nuevo capítuloEnlace externo, en el que una decena de escritores e ilustradores cuentan la historia de su propia llegada a un nuevo país.

Portada de 'Un nuevo capítulo'

( / Jürg Schönenberger)

Como muchos maestros se quejaban de que no tenían tiempo para leer los libros recomendados por Kolibri, la ONG desarrolló el proyecto BuchBesuchEnlace externo, en el que animadores acuden directamente a las escuelas para colaborar.

“Ofrecemos un módulo completo y así apoyamos a los maestros”, explica Matheson. En el nivel secundario, los propios jóvenes van a las escuelas para presentar los libros. Según Matheson, las escuelas están muy interesadas.

Matheson también observa una gran demanda de textos bilingüesEnlace externo de Baobab Books. “Son como un puente hacia el idioma alemán para los inmigrantes en Suiza”, explica.

Literatura influenciada

¿Qué temas han influido más en la literatura infantil y juvenil en alemán hoy en día? Según Matheson, serían temas actuales como los refugiados, el islam, el velo, la migración y la identidad en general. “La literatura infantil es siempre un espejo de la sociedad”.

Cualquier lector de las ediciones Baobab notará rápidamente que difieren mucho de las obras que se encuentran generalmente en las librerías suizas. ¿La literatura estaría influenciada por la cultura? ¿Es posible vender libros en Suiza que no se adapten al gusto popular?

“Hay libros que simplemente no se entenderían aquí”, admite Matheson. “Incluso entre las obras infantiles en francés o alemán se encuentran muchas diferencias”. La calidad literaria es también un juicio que difiere de un país a otro.

Pero los verdaderos clientes de Baobab Books, es decir, los niños, rara vez tienen problemas con las diferencias. “Son muy buenos para lidiar con las experiencias de otras culturas”, dice Matheson.

Baobab Books es una editorial especializada en promover la diversidad cultural en la literatura infantil y juvenil. 

Es una asociación sin fines de lucro, financiada a través de donaciones privadas y cuotas de membresía. 

Entre las organizaciones que la apoyan se encuentran las ONG Terre des Hommes y Pan para el Prójimo, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), la Iglesia Protestante de Berna, la Fundación Sulger y Swissaid.

Fin del recuadro


Traducido del portugués por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Contenido externo

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes