Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Barack Obama: 100 días de "bellas palabras..."

Barack Obama aumenta las expectativas sobre su gestión.

(Keystone)

Tres meses y unos días bastaron al nuevo presidente para modificar la belicosidad del lenguaje de Washington: distender la comunicación con América Latina, establecer el diálogo con Moscú, fortalecerlo con Europa, anunciar su lucha contra el CO2...

"En 100 días, Obama desplegó una estrategia de encanto y proyectó una imagen positiva, pero hasta ahora han sido sólo declaraciones", destaca Alexander Hedjazi, profesor de la Universidad de Ginebra. "Hoy -dice- llegó el momento de actuar".

Su carisma, su discurso pacifista, su propuesta social, llevaron a este candidato demócrata de origen africano a la Casa Blanca. Llegó acompañado de grandes expectativas, tanto en al ámbito internacional como al interior de su país, donde las más recientes encuestas le otorgan más del 60% del favor de la ciudadanía.

"Esta popularidad traduce un carisma del presidente en la escena internacional y una presencia casi continua en la escena nacional", subraya el doctor Alexander Hedjazi, especialista en América del Norte de la Universidad de Ginebra, al hacer un balance para swissinfo del inicio de la presidencia de Barack Obama.

Su gestión ha hecho que la población estadounidense "se sienta acompañada" en los difíciles momentos de la peor crisis económica desde 1929, que el propio Obama declaró "recesión no convencional".

"La Casa Blanca integra esas dificultades en su estrategia y ese es un punto muy importante en el plano psicológico para los estadounidenses y para los socios de Estados Unidos en el plano internacional", apunta el catedrático.

Suiza, UBS, secreto bancario

La celebración este miércoles de los primeros 100 días de Obama coincide con el inicio la víspera en la capital helvética de las negociaciones para la conclusión de un nuevo acuerdo sobre doble imposición entre Suiza y Estados Unidos, que permitiría al fisco del país americano una mayor vigilancia sobre el secreto bancario helvético.

Esta medida tiene lugar luego de los procesos en Estados Unidos contra el UBS, primera institución bancaria de Suiza, y tras los señalamientos del secreto bancario helvético, tanto en el gigante americano como en el Viejo Mundo.

Pero tales posiciones, en opinión del especialista, obedecen más bien a la coyuntura económica actual y a la política económica internacional, que a una voluntad específica del Gobierno de Obama.

En la relación de Berna y Washington, a la luz de la nueva administración estadounidense, el doctor Hedjazi destaca más bien la comunión de intereses por el diálogo entre las naciones y el multilateralismo. Para muestra: el encuentro en Ginebra entre la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton y el ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov, en marzo de este año.

Ello, amén de la representación de los intereses de Estados Unidos tanto en Teherán como en La Habana. Más recientemente, la mediación entre Turquía y Armenia, para la normalización de sus relaciones.

La opción por el compromiso

Un nuevo arranque de la economía, estima el investigador, se antoja lejano y doloroso. El desafío es aún mayor dado el escepticismo e incluso la oposición al plan de reactivación de Obama por 780 mil millones de dólares, y a su decisión de colaborar en el salvamento de los bancos y la industria automotriz sin recurrir a nacionalizaciones.

El presidente considera que esas operaciones serían difíciles y costosas para el contribuyente, amén de que su plan de reactivación ha dado sus primeros frutos, en particular en materia de créditos –motor de la economía estadounidense- a los hogares y al consumo. "Pero aún es muy pronto para ver mayores resultados".

Especialista en Medio Ambiente, el doctor Hedjazi celebra con especial énfasis el compromiso asumido por la administración Obama en la lucha contra el cambio climático. El pasado lunes (27.04), la Casa Blanca reunió en Washington a los países que mayor contaminación producen y ratificó su compromiso de sumarse a la lucha contra los gases de efecto invernadero. "Vamos a tratar de recuperar el tiempo perdido", dijo la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Clima: una verdadera revolución

En efecto, asienta Alexander Hedjazi, la política de Washington con respecto al cambio climático, es muy diferente a la de la administración precedente.

"Hay una voluntad de ruptura muy fuerte, una verdadera revolución", afirma el experto y recuerda que desde el primer día de su gestión, Obama decretó una reglamentación tendiente al decremento de vehículos de aquí al 2011, además de que autorizó normas para la reducción de emisiones de gases con efecto invernadero (en California), medida rechazada por George Bush.

"Pero ya veremos, en la reunión de Copenhague (sobre cambio climático, a finales de año), si hay más resultados".

Imagen renovada

El especialista de la Universidad de Ginebra destaca igualmente, en esta primera etapa de la nueva administración estadounidense, el nítido cambio de tono, de lenguaje, de actitud... de Washington en la escena internacional.

Obama pudo cambiar la muy deteriorada imagen de Estados Unidos tras los ocho años de la presidencia de George Bush, luego de la Guerra de Irak, por ejemplo, y los escándalos por maltrato en las prisiones de Abu Ghraib y Guantánamo, agrega nuestro entrevistado y se refiere a la decisión de Obama de hacer públicas las directivas en cuanto al uso de la tortura en los interrogatorios, por parte de la CIA.

"Al hacer esas directivas del dominio público, Obama mostró que el país lamentaba los errores cometidos. Eso es muy apreciado en el plano internacional y rectifica la imagen de Estados Unidos".

Conviene, sin embargo, en que tanto en ese caso -donde está pendiente el castigo a los agentes estadounidenses que incurrieron en violaciones de los derechos humanos- como en diversos rubros, el presidente de Estados Unidos "tiene las manos atadas", entre otros, por los lobbies internos.

Respeto al anhelo bolivariano

También con sus vecinos de Hemisferio, Estados Unidos estrenó una nueva actitud (En más sobre el tema: ¿Doctrina Obama VS Doctrina Monroe?) en la reciente Cumbre de las Américas de Trinidad y Tobago:

Se dijo en pro de una relación "de igual a igual"; tuvo intercambios cordiales con el presidente Hugo Chávez (uno de los dirigentes americanos más críticos de Washington), se comprometió a respetar sus aspiraciones bolivarianas.

Previo a la reunión de Puerto España, reconoció la corresponsabilidad en el aumento del narcotráfico en México. Acordó un par de medidas para aligerar el embargo cubano "que si bien son pequeñas, demuestran voluntad de cambio".

Hora de actuar

Barack Obama, resume nuestro interlocutor, ha dado muestras de apertura, de respeto, de voluntad de diálogo, sea con sus vecinos de América Latina, como con Oriente Medio y Europa; empero, la reunión de la OTAN, en Estrasburgo, mostró que es el momento de superar la mera retórica:

"Se vio que la ofensiva del encanto, las bellas declaraciones, la presencia carismática de Obama... no fueron suficientes para alcanzar el objetivo de la administración de Estados Unidos de lograr tropas suplementarias para Afganistán".

Entonces, concluye el profesor Hedjazi, "hay una voluntad de hacer más que pronunciar bellas palabras, más que estar a la escucha, y es la de traducir todo eso en políticas muy concretas".

swissinfo, Marcela Águila Rubín

AUMENTA POPULARIDAD

El presidente de EEUU, Barack Obama, llega a los primeros 100 días de mandato (este 29 de abril) con unos altos niveles de aprobación y popularidad, en parte debido a su gestión de la crisis económica, eje central de estos tres meses en la Casa Blanca.

Según una encuesta publicada el domingo por 'The Washington Post', el 69% de los ciudadanos aprueba el trabajo que está haciendo Obama como presidente, por encima del 66% que registraba en marzo.

Este alto nivel de aprobación es especialmente significativo en los temas relacionados con la política internacional, con un 67% de apoyo. Las medidas que ha tomado hasta ahora para suavizar las restricciones de viaje a Cuba cuentan con el apoyo del 61% de los ciudadanos, dice la encuesta.

En materia de inmigración, donde apenas si ha tomado decisiones al respecto, cuenta con un índice de aprobación del 48%, frente a una desaprobación del 35%. El 18% de los encuestados no tiene opinión.

Fuente: EFE

Fin del recuadro

BARACK OBAMA

Nace el 4 de agosto de 1961, en Honolulu.

Hijo de Barack Obama, economista negro de Kenia formado en la Universidad de Harvard y de Shirley Ana Dunham, estudiante blanca de Kansas.

Sus padres se divorcian cuando tiene dos años. Vive con su progenitora y los padres de ésta en Hawai, y a los seis años viaja con su madre y su padrastro a Indonesia, donde permanece hasta los 10 años.

De regreso en Estados Unidos asiste a la Universidad de Columbia, en Nueva York.

En 1985 se muda a Chicago donde colabora con una entidad de ayuda a gente desfavorecida de barrios asolados por el desempleo y la delincuencia.

Retoma sus estudios y se gradúa en Derecho en la Universidad de Harvard en 1991.

En 1996 es electo senador en Illinois, donde permanece 8 años antes de convertirse en el quinto afroamericano de la historia del país en ocupar un escaño en la cámara alta, por el mismo estado.

En 2007 declara su candidatura a la investidura demócrata, que obtiene en agosto pasado, de cara a las presidenciales de este 4 de noviembre.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×