Navigation

Beneplácito en Suiza por señalamientos del Papa

El cambio de postura del Papa Benedicto XVI, bien recibido. Keystone

Los señalamientos del papa Benedicto XVI en el sentido de que los condones pueden ser utilizados “en ciertos casos” en la lucha contra el SIDA, generaron reacciones positivas en Suiza.

Este contenido fue publicado el 22 noviembre 2010 - 14:04
Robert Brookes, swissinfo.ch

Reflejan un cambio de actitud del pontífice con respecto a marzo de 2009, cuando durante una visita a África, llegó a decir que el preservativo “agrava” el problema de esa enfermedad.

“En algunos casos, donde la intención es reducir el riesgo de infección, puede ser un primer paso hacia una sexualidad más humana”, dijo el jefe de la Iglesia Católica, y citó como ejemplo el caso de las relaciones sexuales entre un hombre que ejerce la prostitución y su cliente.

Sus declaraciones se producen después de una campaña de prevención del SIDA, realizada a finales de octubre por la Iglesia Católica de Lucerna, que incluyó la distribución de preservativos.

“Creo que es muy bueno que el Papa ve la discusión en la iglesia en todo el mundo y escuche a otros obispos que opinan que tenemos que hablar de condones cuando hablamos sobre el SIDA”, dijo Florian Flohr, portavoz de la Iglesia Católica de Lucerna, a swissinfo.ch.

“Es muy importante ahora que el Papa diga lo mismo”.

¿Revolución?

¿Los comentarios del pontífice pueden considerarse revolucionarios? “Es ir demasiado lejos; sin embargo, es un cambio de opinión. Ya no es un tabú y creo que eso es algo muy bueno porque no es lo más importante”, dijo el portavoz, para agregar: “Lo más importante es que las personas sean responsables de su sexualidad”.

Silvia Schorta, de la Federación Suiza contra el SIDA, manifiesta su beneplácito por el hecho de que la población de los países en desarrollo “pueda usar condones sin que ello vaya en contra de su fe”.

Empero, en declaraciones a la televisión suiza de expresión alemana, advirtió que “llevará tiempo, porque lo que ha sido satanizado por espacio de 10 a 20 años no se puede cambiar de un día para otro”.

El editorialista del diario suizo 'Tages-Anzeiger', Michael Meier, señaló que “la indignación en todo el mundo y la postura de los cardenales africanos en favor de los preservativos debieron ejercer mucha presión sobre Benedicto XVI, quien por una vez antepuso la práctica a la teoría”.

Entrevista para un libro

No obstante, Meier destacó el hecho de que las declaraciones del Papa hubieran sido hechas durante un entrevista para la redacción de un libro y no hubieran sido dadas a conocer en un documento oficial. El libro será publicado el martes.

El texto señala que la “desregulación” del Papa provocará cierto resentimiento en algunas partes del Vaticano y proporcionará tema de conversación durante años.

Meier se pregunta si la 'glásnost' -la apertura y la transparencia- ha llegado al Vaticano. “Sin duda, se dio un primer paso. Sin embargo, todavía hay muchas preguntas sin respuesta. Por ejemplo, si Roma permitirá el uso extensivo del condón en la lucha contra el sida en África”.

Nicolas Betticher, representante de la diócesis de Lausana, Ginebra y Friburgo, dijo que lo nuevo en las declaraciones del Papa fue que “hablaba a todos los católicos, y no solamente a aquellos que siguen el camino ideal, sino también a aquellos que no se sienten concernidos”.

Responsabilidad y consideración

En referencia a estos últimos, el Papa dijo: “si ustedes no puede seguir la línea ideal, por lo menos seas responsables y considerados”.

Walter Müller, portavoz de la Conferencia Episcopal Suiza, dijo a swissinfo.ch que los obispos no habían tenido aún la oportunidad de discutir el asunto.

La Oficina Federal de Salud, por su parte, declinó hacer comentarios.

CAMPAÑA

La Iglesia Católica de Lucerna realizó una campaña contra el SIDA del 25 a este 27 de octubre.

L estrategia se llevó a cabo en diversas ciudades mediante el vehículo ‘Aids Truck’.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.