Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Biotecnología: Suiza busca socios

La biotecnología es un sector en pleno auge en Suiza.

(Keystone Archive)

Científicos y empresarios helvéticos se reúnen esta semana en Londres para explorar posibles colaboraciones con Gran Bretaña en los ámbitos de la biotecnología y la nanotecnología.

Esos contactos determinarán, sobre todo, cómo se puede acortar la ventaja que lleva Estados Unidos en este campo con respecto a Europa.

“Observamos que Estados Unidos lleva ventaja sobre Europa en lo que se refiere a la obtención de fondos, tanto públicos como privados”, afirma Tim Wells, vicepresidente del sector de investigación de la empresa Serono. “En el futuro, suizos y británicos tendrán que volver a ganar terreno.”

Charles Kleiber, secretario de Estado para la Ciencia y la Investigación, y Jean-Daniel Gerber, director de la Secretaría de Estado de Economía (Seco), encabezan la delegación suiza presente en Londres, que integran unas sesenta personas.

La colaboración en el ámbito institucional es una prioridad para Charles Kleiber. Es la razón por la que los presidentes de la Escuelas Politécnicas Federales de Lausana y Zúrich forman parte de la delegación helvética.

“Tenemos que impulsar la investigación en Europa; es decir, los centros de competencia, la movilidad de los estudiantes y profesores, así como la circulación de cerebros”, subraya Charles Kleiber. “Queremos hacer propuestas concretos y pragmáticas. No nos vamos a reunir únicamente para hablar”.

Crear vínculos

La ciencia, la tecnología y sus aplicaciones económicas serán tema central de los dos días de conferencias, talleres y discusiones.

“Uno de los objetivos de esta misión es facilitar el encuentro de personalidades de la industria y de la ciencia que no se conocen”, explica Charles Kleiber.

“Mi interés es informarme más sobre la nanotecnología británica y entrar entablar contacto con personas que trabajan en ese campo”, comenta Harry Heinzelmann, director del Centro Suizo de Electrónica y Microtécnica (CSEM) de Neuchâtel.

Heinzelmann siente especial curiosidad por saber cómo los británicos tratan las cuestiones éticas y sanitarias, así como los temores que desata la nanotecnología.

Para Bernard Witholt, profesor de Biotecnología en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), la clave del éxito está en la interacción.

“La meta es conocer en Gran Bretaña a personas que comparten con nosotros el interés por estos campos y a otros participantes suizos que trabajan en esos sectores.”

Ciencia aplicada

En el 2002, Suiza contaba con 216 empresas activas en el ámbito de la biotecnología y Gran Bretaña con 331, según cifras de la sociedad fiduciaria Ernst & Young.

Las empresas que han enviado a representantes a Londres estiman que es posible mantenerse informado sobre los avances científicos gracias a las conferencias y publicaciones. Pero igualmente importante es ver cómo otros países crean empresas y cómo recaudan los fondos necesarios para promocionar los productos.

“Cuando se buscan aplicaciones concretas a la ciencia, con miras a crear empresas y fomentar la interacción entre las mismas, considero que es muy útil visitar Gran Bretaña”, subraya Bernard Witholt.

En ello coincide el representante de Serono, Tim Wells: “Los dos países han creado industrias de la alta tecnología y han sabido ganarse el respaldo del Estado. De esa forma han convertido la ciencia y la tecnología en un motor de crecimiento económico”.

Christoph Gerber, director de Comunicación Científica del Centro Nacional de Competencia en Investigación para la Nanotecnología, considera que es importante fomentar en Europa el desarrollo de esta ciencia.

“En el futuro, la riqueza del mundo de la nanotecnología tendrá grandes repercusiones sobre la economía en general. Por eso es importante establecer contactos con países como Gran Bretaña, que es líder europeo en el campo de la nanotecnología”.

swissinfo, Vincent Landon
(Traducción: Belén Couceiro)

Contexto

A fines del 2003 Suiza contaba con 227 empresas activas en el campo de la biotecnología.

Suiza ocupa el sexto lugar en Europa y el noveno lugar en el mundo de países que más empresas tienen en ese segmento.
El sector de la biotecnología emplea a cerca de 13.000 personas en Suiza.

El año pasado se invirtieron 19.000 millones de francos en la biotecnología en el mundo, de los cuales 130 millones en Suiza.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×