Navigation

Cuatro consejeros de brasileña Petrobras renuncian tras cambio de presidente

Este contenido fue publicado el 03 marzo 2021 - 11:36

Sao Paulo, 3 mar (EFE).- Cuatro de los once miembros del Consejo de Administración de la petrolera estatal brasileña Petrobras renunciaron a ser reelegidos para el cargo en la próxima Asamblea General Extraordinaria, en medio de la crisis abierta tras el relevo en la presidencia propuesto por el Gobierno de Jair Bolsonaro.

La decisión de estos cuatro consejeros llega poco después de que Bolsonaro, muy crítico con las recientes subidas en el precio de los combustibles, anunciara por sorpresa al general retirado del Ejército Joaquim Silva e Luna como nuevo presidente de la estatal.

En este contexto, Petrobras informó en un comunicado remitido al mercado la noche del martes que Joao Cox Neto, Nivio Ziviani, Paulo Cesar de Souza e Silva y Omar Carneiro da Cunha pidieron dejar sus cargos, pese a que todos ellos habían sido invitados por el Estado a continuar como miembros del Consejo de Administración.

Los dos primeros aludieron "razones personales", mientras que De Souza e Silva recordó que su mandato está cerca de su fin y que prefiere no ser reelegido por los accionistas.

Más contundente fue Carneiro da Cunha, quien criticó veladamente a Bolsonaro por cambiar el comando de Petrobras, de control estatal, pero con acciones negociadas en Sao Paulo, Nueva York y Madrid.

"El cambio propuesto por el accionista mayoritario, aunque está amparado en preceptos corporativos, no es coherente con las mejores prácticas de gestión, en las que intento orientar mi trayectoria empresarial", manifestó en la nota.

En virtud de esa alteración y de "las posiciones expresadas por el máximo representante del accionista controlador", Carneiro da Cunha afirmó que no se siente en condiciones de "aceptar la reelección" de su nombre como consejero.

Bolsonaro ha cargado públicamente contra la gestión de la actual administración de Petrobras e incluso se quejó de que el presidente saliente de la compañía, el economista Roberto Castello Branco, llevase "once meses" trabajando desde casa, como forma de precaución por la pandemia del nuevo coronavirus.

El líder ultraderechista también ha mostrado su malestar en repetidas ocasiones con el alza de los combustibles, presionado por el sector camionero, un aliado destacado dentro de su base de apoyo social y que amenazó con una huelga como la que paralizó el país en mayo de 2018.

La gasolina acumula en Brasil un alza del 41 % en lo que va de año, mientras que el diesel se ha disparado un 34 %.

El relevo en la presidencia de Petrobras, que aún debe ser ratificado por el Consejo de Administración, fue interpretado por el mercado financiero como una injerencia de Bolsonaro en la petrolera y provocó fuertes pérdidas en las acciones de la compañía.

Las últimas decisiones del gobernante en torno a Petrobras han generado dudas entre los inversores sobre su supuesto compromiso con una agenda económica de corte liberal y no intervencionista, que asumió en la campaña electoral de 2018. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.