Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Buenas notas en medioambiente

Suiza instrumenta adecuadas políticas ambientales.

(Keystone Archive)

Suiza es segunda, después de Dinamarca, en calidad de medio ambiente, pero ocupa un lugar intermedio en inversiones para tal cometido, señala un estudio comparativo entre cinco países europeos.

Suiza dedica 71 francos anuales por habitante al cuidado del medio ambiente, es decir 22 francos menos que la media asignada para tal fin por Alemania, Dinamarca, Holanda y Gran Bretaña, países analizados en la evaluación encargada por la Oficina Federal para el Medioambiente, los Bosques y el Paisaje, OFMPB.

Dinamarca es la que gasta más y Gran Bretaña, menos. Ambos marcan también los dos extremos de la tabla en calidad del medio ambiente, donde la política suiza obtiene un alentador segundo puesto.

Considerando los 7.062.000 habitantes asentados en algo más de 41.000 kilómetros cuadrados, Suiza tiene una densidad demográfica de 171 personas por kilómetro cuadrado y un Producto Interior Bruto de aproximadamente 37.000 francos, referencias que dan las pautas de sus programas en la materia.

Valoración favorable

En el control de emisiones contaminantes que provocan los óxidos de azufre y ázoe (nitrógeno), debido a la combustión de las materias fósiles, Suiza encabeza el pelotón con muy buenas referencias.

En cuanto al tratamiento de aguas aparece inmediatamente después de Dinamarca y Alemania, pero se clasifica primera en la utilización racional de pesticidas en la agricultura, con una cuarta parte menos de la cantidad empleada por el último de la tabla en este rubro, Holanda.

Suiza es también alumna aplicada en la gestión de desechos, sector en el que supera a los otros países contemplados en la comparación. En cambio, hace menos por la protección contra el ruido, acápite en el que se ubica cuarta, apenas delante de Alemania.

Tampoco es muy halagador su sitio en materia de protección de especies de animales amenazadas (mamíferos, pájaros y peces). Suiza y Alemania son los últimos y Gran Bretaña se lleva la palma en este aspecto.

Comparar para mejorar

Medirse con los competidores o con otros suministradores de servicios para mejorar sus productos y prestaciones es una práctica corriente en la actualidad, y el sector público no escapa a esta práctica, constata el comunicado divulgado este lunes por la Oficina Federal para el Medioambiente, los Bosques y el Paisaje.

El objetivo de la operación es evaluar mejor su eficacia y, por ende, optimizar la organización y los procedimientos de la institución.

Los resultados son halagadores para Suiza, pero es aconsejable ser prudentes en la interpretación del estudio, concluye la OFMBP al precisar que si bien los autores parten de bases comparables, subsisten las diferencias en la calidad de medioambiente, en las especificidades de cada país, en la organización y en las tareas de las autoridades encargadas de la protección del medioambiente.

swissinfo y agencias


Enlaces

×