Navigation

Cámara 3D suiza fotografiará superficie de Marte

Desde 2001 Nicolas Thomas investiga intensamente al planeta rojo. swissinfo.ch

La Universidad de Berna ha conseguido para Suiza un mandato cargado de prestigio: la construcción de una cámara que tomará imágenes tridimensionales de Marte desde las proximidades de su superficie.

Este contenido fue publicado el 17 noviembre 2010 - 09:14
swissinfo.ch

El profesor Nicolás Thomas dirige la parte suiza del proyecto, en el cual también podrá participar la industria nacional.

“Fue mi profesor en Inglaterra, en el grado superior, quien me entusiasmó por la física”, dice Nicolás Thomas con una amplia sonrisa.

"Tenía un nombre largo y realmente era un tipo severo, muy disciplinado. Aprendimos mucho de él”, refiere.

Thomas está en su oficina del Instituto de Física, ubicada a una altura desde la que ve los rieles de la estación central de trenes de Berna, y habla de su fascinación por la física, especialmente por los fenómenos en otros planetas.

"Nunca quise ser astronauta , no es algo para mí. Tampoco quiero descubrir a la figura fílmica ET”, enfatiza. Lo que más le interesa son las leyes de la Física a las que están sometidos planetas y estrellas.

"Encontramos situaciones fascinantes allí donde rigen otras condiciones, donde es mucho más frío o mucho más caliente que en la Tierra. ¡Es fantástico!

El mandato: buscar gas en la superficie marciana

En enero de este año, Thomas recibió una llamada de su colega Alfred McEwen, de la Universidad de Arizona, con quien ya había colaborado en otro proyecto de observación de Marte. Ambos presentaron su candidatura para una misión a ese planeta, el primer proyecto conjunto de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) y de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El "Exomars Trace Gas Orbiter", como lo indica su nombre, debe buscar gas en la superficie marciana. “El objetivo principal es captar imágenes de la superficie, en color y en estéreo”, explica Thomas, quien desde 2003 dirige el Departamento de Investigación Espacial y Planetología (Ciencias Planetarias) del Instituto de Físicas en Berna.

De esta manera se podrá ver sitios interesantes de la superficie casi en tres dimensiones, lo que facilitará la búsqueda de posibles lugares de aterrizaje o de yacimientos de gas metano. “Cuando se habla de metano se piensa tal vez más en las vacas suizas”, bromea el profesor. “Pero nosotros estamos interesados en la explicación geológica”.

Una vez localizados, con la cámara se podrá mirar por dentro las fuentes de gas con toda precisión “Para mí, ese será el momento más interesante. Entonces podremos examinar y analizar ese lugar. Si tiene que ver con la vida, soy escéptico. Pero por lo menos podremos ver con la cámara su trascendencia geológica”.

¿Vida en Marte?

¿Es la verdadera razón de la misión encontrar una respuesta a la pregunta de si hay vida en Marte? "En principio, todo lo que hacemos va en esta dirección“, dice el físico inglés de 49 años. “No creo que haya vida en Marte, pero tampoco lo sabemos con certeza”.

Hace tres billones de años la temperatura en Marte era mucho más caliente, posiblemente en ese entonces hubo vida sobre el planeta rojo . “Tal vez en una forma muy primitiva. Esta pregunta está pendiente de respuesta".

La cápsula de la cámara

El encargo de fabricar una cámara para investigar la superficie marciana puede considerarse un espaldarazo para la ciencia suiza. Desde que Thomas trabaja en este campo, las misiones y experimentos dependientes de una cámara son casi ‘sagrados’ “Para nosotros, poder participar en este programa de los norteamericanos es una oportunidad fantástica, una cuestión de prestigio”.

La Universidad de Berna construye la cápsula y las partes mecánicas de la cámara-telescopio, que puede virar 180 grados y posibilitar así las imágenes estéreo (con sonidos registrados simultáneamente desde dos o más puntos convenientemente distanciados para que, al reproducirlos, den una sensación de relieve espacial).

Para la construcción de las piezas del aparato, el equipo de Thomas convocará a un concurso a la industria suiza.

Aunque el comienzo de la misión está planeado para 2016, el calendario es “relativamente vertiginoso”. Pues se necesitan muchos pasos hasta que el sistema en su totalidad esté preparado para operar. “Debemos idear el telescopio, hacer el diseño, construirlo y ponerlo a prueba. Nuestro fecha de entrega no es 2016 sino el segundo trimestre de 2013”.

Y entonces recién comienza 'la fiesta‘: ensamblaje del telescopio, instalación de los mecanismos electrónicos, posteriores pruebas, entrega a la ESA, ensamblaje a la sonda espacial, más pruebas, envío a la NASA, anexión al cohete, pruebas finales y lanzamiento de la misión.

Marte: un viejo conocido

Marte no es un planeta desconocido para Thomas y su equipo: ya en 2001 participó en Arizona en el desarrollo del "High Resolution Imaging Science Experiment" (HiRISE), que desde 2006 circunda Marte y capta imágenes con una resolución sin precedentes. (ver galería de imágenes)

Desde entonces, en turnos regulares de dos semanas, su equipo explora la superficie marciana en búsqueda de temas científicamente interesantes. “A veces hasta tenemos un pequeño lugar en el programa para disparar un par de imágenes más de las que nos han prescrito. Entonces yo mismo debo seleccionar algo relativamente rápido”, refiere Thomas. Son vistazos exclusivos de un mundo tan fascinante como extraño.

Enseguida nos muestra como transcurre esta búsqueda: "¿Es esta una posibilidad o mas bien aquella? No, esa parece aburrida. Ah, tal vez mirar bien allí .¡Sí hagámos una foto ahí! Clic, clic, clic. Es adrenalina pura. Por cierto estresante, pero divertido“.

El viejo profesor de física, el del nombre largo, seguramente se emocionaría al ver a su exalumno.

HiSCI

En la construcción de la "High Resolution Stereo Color Imager", cámara que se anexará al “Exomars Trace Gas Orbiter", están involucradas tres instituciones:

la Universidad norteamericana de Arizona dirige el proyecto y es responsable de todos los datos.

la Universidad de Berna fabrica y pone a prueba el telescopio, espejo, mecanismo de rotación y los pies para el montaje de la cámara en una plataforma.

el Ball Aerospace en Boulder, Colorado, es responsable del diseño del instrumento, de todas las piezas electrónicas y el montaje de la cámara.

La cámara puede producir imágenes estéreo y de esta manera hacer visible la superficie de Marte en tres dimensiones.

A partir de 2016 servirá sobre todo para la localización de gas y posibles lugares de aterrizaje para otras misiones.

En la parte suiza del proyecto trabajan 12 científicos, seis provenientes de Europa, entre ellos un suizo, así como seis de los EE.UU.

Es parte de primer proyecto conjunto de la NASA y la ESA.

El telescopio costará unos 6 millones de francos, el proyecto en su totalidad se estima en cerca de 30 millones de francos. Gran parte del presupuesto será asumido por la NASA, una parte más pequeña por la Oficina Suiza de Astronáutica.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.