Navigation

Skiplink navigation

Posible campaña de vacunación contra la COVID-19

Solo 16% de la población residente en Suiza afirma que se vacunaría de inmediato contra el coronavirus, indica un estudio reciente. Keystone

Ante el considerable escepticismo de la población de Suiza con respecto a la futura vacuna contra el SARS-CoV2, la Oficina Federal de Salud Pública prepara una campaña de información. Sin embargo, el principal higienista hospitalario del país piensa que ofrecer incentivos es una mejor manera de hacer que la gente se ponga una vacuna.

Este contenido fue publicado el 17 noviembre 2020 - 00:00
swissinfo.ch/ts

Sólo el 16% de los suizos se vacunaría inmediatamente contra el coronavirus, según una encuesta de la Sociedad Suiza de Radio y Televisión, SSR SRG, dada a conocer el 6 de noviembre. De ninguna manera se vacunaría el 28% de los 40 000 participantes de la encuesta. El resto, el 56%, se dijeron inseguras e indicaron que prefieren esperar a ver si aparece algún efecto secundario en el organismo, causado por la sustancia.

Dados estos niveles de incertidumbre, el gobierno trabaja en una campaña para preparar al público para la vacunación, publicó el diario dominical, SonntagsZeitung.

"Queremos proporcionar a la población una información transparente y concienciar a la población sobre la vacunación contra el nuevo coronavirus", dijo la portavoz de la oficina de salud, Katrin Holenstein, al diario.

Sin embargo, como aún no se han dado a conocer los detalles sobre las características y la eficacia de la vacuna, es demasiado pronto para iniciar con la campaña.

Andreas Widmer, presidente de Swissnoso, la asociación de expertos en enfermedades infecciosas e higiene hospitalaria, no cree que las campañas de información sean suficientes. Sugiere que se introduzcan incentivos para aumentar la voluntad de vacunarse entre la población.

"Sólo las personas que han sido vacunadas o que tienen una prueba negativa actual antes de cada viaje deben poder viajar al extranjero en avión, autobús o crucero", comentó Widmer al SonntagsZeitung. "La vacunación es una expresión de solidaridad con la sociedad, y para ello se necesita un pequeño sacrificio individual".

La Ley de Epidemias permite al gobierno, en consulta con los cantones, imponer la obligación de vacunar a los grupos de población vulnerables, así como a las personas que realizan determinadas actividades, como el personal de los hospitales o de los centros de atención.

Tras el anuncio de una vacuna eficaz

De Europa a Estados Unidos, los países se preparan para campañas de vacunación tras el anuncio de una nueva vacuna en ensayo eficaz para evitar la enfermedad COVID-19 en casi un 95%, de Moderna. No obstante, las restricciones continúan ante una pandemia galopante, en Europa especialmente.

Las esperanzas mundiales de superar la pandemia de COVID-19 aumentaron el lunes cuando el laboratorio estadounidense Moderna dijo que su vacuna experimental mostró una efectividad de casi 95%. Una semana antes, los laboratorios también estadounindense Pfizer y alemán BioNTech afirmaron que su vacuna, también en fase experimental, tuvo una eficacia del 90%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró estas noticias "alentadoras", pero advirtió que faltan meses para una disponibilidad generalizada y expresó su preocupación por el incremento de los casos en muchos países.

"Los países que están dejando que el virus se propague sin control están jugando con fuego", apuntó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo