Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Caso Ortiz no perjudica a los lazos entre Chile y Suiza

Chile quiere más informaciones de los pasos de Patricio Ortiz en Suiza.

(Keystone)

Chile llamó a consultas a su embajadora en Berna, Alejandra Faulbaum, para enterarse del estatuto que tiene el ex guerrillero fugitivo Patricio Ortiz en Suiza.

El asunto no afecta, empero, a las buenas relaciones de ambos países. No obstante, la actitud de la canciller de Chile, Soledad Alvear, demuestra su disconformidad con la respuesta suiza a una solicitud de informaciones policiales sobre el ex integrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, agrupación armada que combatió contra la dictadura de Augusto Pinochet.

La otra cara del asunto puede situarse también en el marco de la política interna chilena, porque, si damos crédito a los analistas políticos de Chile, permitiría a la ministra de Relaciones Exteriores recobrar terreno político en el gobierno de Ricardo Lagos.

Antecedentes

Tras la espectacular fuga protagonizada en 1996 por cuatro guerrilleros de una penitenciaría chilena de alta seguridad, las autoridades del país transandino han mostrado permanente interés en conocer los desplazamientos de Ortiz en Suiza, donde se encuentra desde 1997.

Patricio Ortiz purgaba en Chile una pena de diez años de cárcel por su implicación en el asesinato de un colaborador de Pinochet. Tras su escapatoria apareció en Zúrich y recibió asilo, ya que su integridad física corría peligro. La medida provocó la desaprobación de la derecha chilena, que incluso llegó a proponer que se declarara al embajador helvético de aquella época 'persona non grata'.

Cabe recordar que Ortiz pasó un año en la cárcel suiza de Dielsdorf, Zúrich, en espera de su extradición que no llegó a consumarse, ante una vasta campaña pública.

La situación del ex militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez en Suiza es actualmente objeto de estudio en la comisión encargada de examinar las apelaciones presentadas a raíz de una solicitud de asilo rechazada. Por ahora, reside con autorización temporal.

Reaparición del asunto

El tema del Frente Patriótico Manuel Rodríguez emergió del olvido cuando la policía brasileña detuvo en febrero a varios de sus antiguos integrantes, como autores materiales del secuestro del publicista Washington Olivetto, en Sao Paolo.

La cancillería chilena citó al encargado de negocios de la embajada de Suiza para pedir informaciones sobre los desplazamientos del ciudadano chileno radicado en Zúrich, ya que, según sospecha, podría haber participado en el plagio.

A renglón seguido pidió información más pormenorizada a Berna, la que en opinión de la canciller chilena es "insatisfactoria". En señal de protesta llamó a la embajadora a Santiago de Chile.

El interés chileno de seguir los pormenores del secuestro en Brasil responde a la sospecha de que el Frente Patriótico Manuel Rodríguez esté planeando una nueva etapa de lucha armada, esta vez infiltrando las comunidades de indígenas mapuches al sur de Chile y aprovechando su descontento.

En los círculos políticos de Santiago, sin embargo, se hace hincapié en que la jefa de la diplomacia de Chile se ha visto, últimamente, bastante marginada dentro del gabinete del presidente Ricardo Lagos. Esta situación la habría obligado a lanzar una contraofensiva y provocar una tormenta en un vaso de agua para recuperar el espacio perdido.

En todo caso, tanto Berna como Santiago de Chile coinciden en señalar que este asunto no interfiere en las buenas relaciones entre ambos países.

Ulrich Achermann, Buenos Aires


Enlaces

×