Navigation

Skiplink navigation

Cede el desempleo

El desempleo bajó por quinto mes consecutivo. Keystone

Por quinto mes consecutivo y pese a su deterioro, la economía suiza genera oportunidades laborales para la población.

Este contenido fue publicado el 08 julio 2005 - 12:24

En la semana económica, la industria confirma su avance y Bruselas da luz verde a la adquisición de Swiss por parte de la alemana Lufthansa.

En un entorno de bajo crecimiento general para 2005, la industria helvética (segundo motor económico del país) recuperó terreno y prometió incluso ser generadora de empleos en los meses por venir.

La presente semana económica estuvo marcada por cifras de la Secretaría de Estado de Economía (Seco), el UBS y los expertos del instituto BAK, quienes –por separado- coincidieron en que al final del túnel se vislumbra una luz de recuperación.

Los expertos evaluaron el reto y potencial que implican para la industria helvética los países de Este europeo y el desempleo confirmó su retroceso por quinto mes consecutivo.

Swiss también dio de qué hablar; Bruselas aceptó su venta a la alemana Lufthansa.

A continuación, lo más importante de estos días.

El desempleo cede

En Suiza, 4 de cada 100 trabajadores están en paro. Esto equivale a 140.661 personas, representativas del 3,7% de la población activa, según cifras el 30 de junio dadas a conocer (07.07.) por la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Y junio, en particular, fue un buen mes para el mercado laboral.
El empleo retrocedió por quinta ocasión consecutiva y un total de 4.709 plazas fueron creadas.

El inicio del verano es la explicación. Durante este periodo, año con año se multiplican las oportunidades de empleo de carácter temporal.
Otro avance: la reducción de las jornadas laborales afectó solamente a 2004 trabajadores en mayo pasado, 692 menos que en abril.

Y el número de empresas que recurrió al recorte de horas de trabajo para evitar los despidos fue de sólo 233. Como referencia, hace un año los trabajadores a tiempo parcial eran casi 3.800.

Adelante la industria

La Seco puso a todos los actores económicos a temblar hace una semana (01.07.), cuando dio a conocer que el Producto Interno Bruto (PIB) crecería sólo 0,9% en 2005, y no el 1,5% previsto originalmente.

Durante la semana, no cesaron las interpretaciones y pronósticos de los expertos económicos.

El banco UBS, por ejemplo, dio a conocer (05.07.) el resultado de una encuesta que realizó entre 350 empresas industriales.

El 48% de las compañías consultadas experimentaron avances significativos (en sus ventas y pedidos) a partir de abril, por lo que reconocen que el entorno económico nos es favorable, pero se encuentran abiertamente optimistas.

Incluso, confían que sus finanzas sean mejores en 2005 que en 2004.

No obstante, conscientes del entorno complejo que viven, aceptan que la generación de empleos vendrá, pero la población debe tener paciencia.

Suiza vs Europa del Este

Los expertos del Instituto BAK de Basilea abordaron otro asunto que ocupa la atención de los empresarios helvéticos: la capacidad de la industria nacional para competir con la correspondiente a los 10 nuevos miembros de la Unión Europea (UE), entre los que se cuentan economías como las de Polonia, la República Checa, Hungría, Malta, Lituania o Letonia.

Según sus conclusiones, la presencia industrial (especialmente de la maquinaria) es mucho importante en la Confederación Helvética que en los países de Europa de Este.

Paradójicamente, los sectores industriales de las citadas economías emergentes crecen mucho más rápido que la suiza.

Por ejemplo, el sector de la maquinaria avanzó 11% en Hungría entre 1995 y el 2003; en la República Checa lo hizo 4%, y en Suiza sólo 1% durante el mismo periodo.

Pagar la nómina de los trabajadores suizos es seis veces más caro que en Malta, Lituania o Letonia. Sin embargo, la productividad de los trabajadores helvéticos es cinco veces superior a la de los vecinos.

Por todo ello, lejos de representar un riesgo, los nuevos países de la UE pueden interactuar y complementar esfuerzos con la Confederación Helvética, lo que reduce el riesgo de "deslocalización", es decir, la mudanza de empresas suizas a tierras extranjeras con objeto de reducir costos.

Todo listo para Swiss

Y lo más importante de la semana económica cerró este miércoles (06.07.), con la autorización de la Comisión Europea (CE) para la adquisición de Swiss por parte de la alemana Lufthansa.

Las autoridades de Bruselas confirmaron que la operación comercial entre las dos aerolíneas no viola ninguna legislación.

Las condiciones que impuso la CE a la empresa germana son prácticamente las mismas que exigió en la operación Air France-KLM el año pasado.

La integración Swiss-Lufthansa permitirá ofrecer 41 vuelos diarios por parte de la nueva compañía.

Un día después (07.07), Swiss emitió un comunicado que devolvió la tranquilidad a muchos de los trabajadores de la compañía de origen helvético.

"La adquisición de Swiss por parte de Lufthansa no implicará la supresión inmediata de empleos, ya que la aerolínea de origen helvético conservará buena parte de su autonomía".

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

En Suiza, 4 de cada 100 trabajadores están en paro.
En junio, se registraron 140.661 desempleados y se crearon 4.709 nuevas plazas.
El 48% de las industrias suizas afirma que sus ventas aumentaron a partir de abril y considera que el segundo semestre será mejor.
La industria de la maquinaria helvética creció 1% en el periodo 1995-2003, mientras sus homólogas de Hungría y la República Checa avanzaron 11% y 4%, respectivamente.

End of insertion

Contexto

Aunque la economía avanza a paso lento, la industria mejoró sus ventas desde abril y espera cerrar el año bien.

En consecuencia, el desempleo cedió por quinto mes consecutivo. Se crearon plazas en junio y se redujo el empleo parcial.

La industria suiza puede complementar sus esfuerzos con la de Europa de Este en vez de enfrentarse. La nómina de los trabajadores es seis veces más cara en Suiza que en Polonia o Hungría, pero la productividad de los helvéticos es cinco veces mayor.

La Comisión Europea derribó el último obstáculo para la venta de Swiss a la alemana Lufthansa, al autorizar la operación.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo