Cerrando un poco más las puertas del asilo

Solicitantes de asilo rechazados reciben alimento de una red solidaria. Keystone

El Senado se pronunciará está semana sobre eventuales restricciones al derecho de asilo.

Este contenido fue publicado el 15 marzo 2005 - 17:14

Para la Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) las propuestas amenazan el sistema de protección helvético.

En un país conocido históricamente por sus esfuerzos en el ámbito humanitario, actualmente se discute la forma de reforzar la lucha contra quienes abusan de la ley del asilo.

El proyecto de revisión de la ley de asilo fue lanzado en 2001 por la otrora ministra de Justicia, Ruth Metzler, pero sus reformas resultaron insuficientes para su sucesor, Christoph Blocher, un político venido del ala conservadora del partido de derecha, Unión Democrática de Centro.

Aunque Blocher no es el único que quiere restringir el derecho de asilo en este país y su voz hace buen eco en la cámara alta, donde el jueves será debatida la revisión parcial de esta legislación.

La Comisión de las Instituciones Políticas (CIP), encargada en el Senado de la revisión propone, entre otras cosas, que una solicitud de asilo sea inadmisible cuando la persona no presente sus documentos de viaje, ya sea pasaporte o tarjeta de identidad.

Para la Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) "esta proposición es juzgada como inadmisible", indica Jürg Schertenleib, responsable del servicio jurídico. "Se trataría de una violación a las Convenciones de Ginebra si Suiza adoptara estas restricciones."

Rechazo a la admisión por razones humanitarias

Para la comisión preparatoria del Senado tampoco es una buena idea el concepto de "admisión por razones humanitarias", como lo había propuesto también Metzler. La cámara baja y el Ejecutivo Federal habían dado ya su visto bueno a esta iniciativa.

Con ella se buscaba mejorar el estatuto jurídico de las personas recibidas provisionalmente en Suiza por motivos humanitarios, (refugiados de guerra, refugiados por violencia o personas gravemente enfermas) ofreciéndoles mayores posibilidades de acceder al mercado de trabajo y permitiéndoles traer a su familia (pareja e hijos) a Suiza.

Hasta ahora, estas personas habían recibido la protección helvética, pese a que no son aceptadas como refugiados en las Convenciones de Ginebra.

"No reciben el asilo, pero son admitidos provisionalmente y el Consejo Federal (gobierno) quería ofrecerles la admisión humanitaria", explica Schertenleib a swissinfo.

Pero la comisión dice "no" al nuevo concepto y es más: quiere reducir los criterios de aplicación para la admisión provisional a situaciones de extrema gravedad, es decir, a casos en los que la persona este amenazada de muerte.

"Actualmente el argumento de un peligro concreto es suficiente. Como por ejemplo, la escisión genital en las niñas en África, una lesión grave, pero que no es peligro de muerte", diferencia el portavoz de OSAR.

Todos los rechazados, sin ayuda social

La comisión parlamentaria también quiere que se extienda la exclusión de ayuda social a toda persona cuya solicitud de asilo haya sido denegada.

Ya desde abril de 2004 no reciben este apoyo económico las personas cuya solicitud no fue cursada por haber sido calificada de inaceptable.

Otras dos propuestas causan controversia en los círculos de apoyo a los refugiados: la detención por insumisión y la ampliación de 9 a 18 meses del periodo de aprehensión permitido contra una persona rechazada.

OSAR expone su preocupación ante el debate en el Palacio Federal en Berna, donde sesionan las cámaras de la Asamblea Federal: "Estamos muy preocupados. Esperamos que el Consejo de los Estados apoye la admisión humanitaria y que rechace tanto la calificación de inaceptable para las solicitudes de personas sin documentos de identidad como la detención de los solicitantes de asilo rechazados por insumisión", concluye su portavoz.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

Solicitudes de asilo en Suiza en 2004: 14.248 (32% menos que en 2003)
En 2004 1.555 personas recibieron asilo.
Las decisiones negativas fueron 10.080.

End of insertion

Contexto

Entre las sugerencias de la Comisión de las Instituciones Políticas (CIP) del Consejo de los Estados destacan:

-La extensión de 9 a 18 meses del periodo máximo de detención para una persona cuya solicitud ha sido rechazada o no admitida.

-La "detención por insumisión" para ilegales que no colaboren con las autoridades.

-La exclusión del procedimiento de asilo para solicitantes sin documentos de viaje como pasaporte o tarjeta de identidad. Hasta ahora es admitida la presentación de cualquier documento que le identifique (sea el pasaporte, licencia de conducir, cartilla de estudiante, etc.)

-La exclusión de la asistencia social de toda persona cuya solicitud de asilo haya sido rechazada y la exclusión de la ayuda de emergencia para aquellos solicitantes rechazados que no colaboren con la autoridad.

-Restricciones para la admisión provisional de personas por motivos humanitarios.

La Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) considera que de ser aprobadas estas restricciones, Suiza abandonaría un elemento central de su sistema de protección.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo