Chocolates y lazos permanentes con Suiza

La familia Jeanneret, con la madre Lisa y sus hijos Rolando , Marcelo e Yvonne. swissinfo.ch

Además de la fábrica de maquinarias, Rolando Jeanneret fundó también una empresa productora de chocolates a la usanza suiza, que surte a la industria local.

Este contenido fue publicado el 30 junio 2004 - 13:41

En ello aprovecha la experiencia de su socio y amigo, quien trabajó 30 años en la empresa Ambrosoli y recibió instrucción durante dos años del suizo Frederich Bucher.

Es una forma de sentirse un poco más en la patria, cuenta este hijo de un suizo francés proveniente de Neuchâtel y una suiza de Winterthur, llegados a Chile escapando de la guerra.

“Es grato recordar cuando nuestros padres, desde pequeños, nos prometieron llevarnos a conocer nuestro país”, comenta. Él y sus dos hermanos poseen la doble nacionalidad: chileno-suiza, y se entienden entre ellos sólo en francés.

Viaje a las raíces

Pero los tres dominan también el dialecto suizo alemán que aprendieron en Suiza, donde permanecieron durante casi diez meses en su primer viaje, en el año 58.

"Lo prometido se cumplió. Fue un sacrificado viaje. Desde Santiago fuimos en avión hasta Buenos Aires y ahí tomamos un barco hasta Génova, Italia. Luego, fuimos en tren hasta Suiza”, recuerda.

“En la estación nos esperaba la mayor parte de la familia, incluidos los niños y parientes mayores. Fue una experiencia increíble ver ese recibimiento.

Visitamos un par de ciudades, una de ellas, Winterthur, donde aún residen parientes de mi madre. En la visita a los familiares de mi padre estuvimos en un chalet que prestaron unos amigos en los Alpes, cercano a Ginebra”, cuenta.

Descendiente más antigua de Chile

De regreso a Chile, sus padres comenzaron a visitar periódicamente su país, cada dos años. “Hasta el año pasado, mi madre, con 89 años, todavía viajaba sola”, dice, al tiempo que afirma que “ella debe ser la descendiente más antigua en el país”.

También cuenta que la familia siempre ha estado, de una u otra manera, vinculada a la colonia local. “Es parte del patrimonio que nos inculcaron mis padres desde pequeños: el respeto por el país y sus tradiciones. Pese a que los hombres de mayor edad ya no están, hay un grupo de jóvenes que se interesa por mantener vivas las tradiciones”.

Continúa en: MÁS SOBRE EL TEMA.

swissinfo, Nelson Muñoz, Viña del Mar

Datos clave

Chocolates con recetas suizas, fabricados en Chile por Rolando Jeanneret.

End of insertion

Contexto

Una máquina fabricada por ellos vale US$ 85.000. La misma, de factura europea, bordea los US$ 450.000.

El socio principal y gerente general de la empresa es hijo de suizos venidos a Chile escapando de la guerra. Su madre, de 90 años, es una de las colonas más antiguas del país.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo