Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

CICR: dificultades para reclutar personal

El personal del CICR se internacionaliza cada vez más.

(Keystone)

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) afronta serios problemas para la contratación de los 300 empleados que requiere en sus operaciones anuales, a pesar de la ampliación del reclutamiento de personal más allá de las fronteras de Suiza.

"Nos hace falta una reserva de personal calificado para los puestos disponibles", afirma Bernhard Julier, responsable de contrataciones del CICR, y añade que la antigüedad promedio entre los empleados es de apenas cinco años y que la mayoría de los delegados abandonan el puesto luego de dos o tres años de servicio, con el argumento de que es difícil conciliar la misión encomendada con la vida familiar.

Estadísticas del CICR dan cuenta de una oferta de cinco mil 402 aspirantes en 1999, contra tres mil 737 en el año precedente, lo que significa un aumento de 44 por ciento; sin embargo, para inicios de este año se registro una baja del orden del 20 por ciento.

En opinión de Julier ese decremento obedece al hecho de que los jóvenes tienen ahora mayores oportunidades en el mercado de trabajo, pero también responde a las restricciones de la institución que rechaza a padres jóvenes y a las madres de familia.

Asimismo, la mayor sensibilidad que existe ahora entre los candidatos con respecto a los problemas de seguridad, explica también - y en buena medida- la situación que vive el CICR cuyos nueve delegados muertos en 1996 -tres en Burundi y seis más en Chechenia- permanecen aún en la memoria.

De ahí que la organización resienta dificultades para contratar a los 300 nuevos empleados que necesita cada año en 20 diferentes disciplinas, carencia que se produce a pesar de que en 1994 el CICR decidió salir de las fronteras helvéticas para la contratación de personal y en virtud de lo cual solo los puestos directivos siguen reservados a los suizos.

Sin embargo, esa diversificación de efectivos de la organización humanitaria no ha sido simple. Así, por ejemplo, no es recomendable que los integrantes de la delegación francesa -la más numerosa en el seno de la institución- visiten a los responsables del genocidio hutu en las prisiones de Ruanda.

De acuerdo con Julier, los antecedentes colonialistas de la República Francesa, sobre todo en Africa, podrían complicar las cosas, así como la presencia de ciudadanos estadounidenses en Colombia, a los cuales el Departamento de Estado recomienda no salir de Bogotá, supone otra serie de problemas.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes