Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Nobel suizo Kurt Wüthrich: “¡Yo quería ganar una medalla olímpica!”

, Buenos Aires


Los descubrimientos del profesor Kurt Wüthrich han contribuido al desarrollo de medicamentos, tratamientos y comprensión de enfermedades como el Alzheimer.

Los descubrimientos del profesor Kurt Wüthrich han contribuido al desarrollo de medicamentos, tratamientos y comprensión de enfermedades como el Alzheimer.

(Patrick Zachmann / Magnum Photos)

El científico suizo Kurt Wüthrich, Premio Nobel de Química en 2002 por el uso de la Resonancia Magnética Nuclear (RMN) en el estudio de las proteínas del cuerpo, acaba de recibir el galardón “Doctor Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires”, otorgado por la Facultad de Farmacia y Bioquímica.

Los descubrimientos del profesor Kurt Wüthrich hicieron posible el estudio de las moléculas en estrecha relación a las condiciones fisiológicas, y en el campo de la medicina su hallazgo ha contribuido al desarrollo de medicamentos, tratamientos y comprensión de enfermedades como el Alzheimer, el cáncer y la diabetes.

Nacido en Aarberg (cantón de Berna) y lejos del imaginario estereotipado del científico, el investigador es un apasionado deportista, amante de la pesca, del esquí, y de la buena cocina francesa, gustos heredados de su familia y de su crianza temprana en una zona rural de la pequeña ciudad de Lyss en la planicie bernesa.

swissinfo.ch: Usted tenía 28 años cuando descubrió la Espectroscopia de RMN (denominado así por su dependencia de las propiedades magnéticas de los núcleos), se imaginó entonces que ese estudio, con su propia hemoglobina, le iba a reportar un Nobel?

K.W.: ¡No! ¡Yo quería ganar una medalla olímpica! Empecé a estudiar mi sangre para mejorar mi performance atlética. (ríe)

La primera proteína que estudié fue mi propia hemoglobina en un intento de encontrar algo que pudiera ayudarme a entender mejor la captura de oxígeno durante el ejercicio. 

Kurt Wüthrich, Premio Nobel de Química en 2002.

(mol.biol.ethz)

swissinfo.ch: ¿Cuál era su idea?

K.W.: Estaba orientado a algo así como descubrir una especie de EPO (NR: EPO o eritropoyetina es una hormona producida por el riñón, cuya función es mantener constante la concentración de glóbulos rojos en la sangre y con esto mejorar la resistencia). En ese momento yo corría y estaba obsesionado por mejorar la incorporación de oxígeno en sangre, pero fallé completamente. ¡Nunca obtuve ninguna medalla! (exclama divertido)

swissinfo.ch: ¿Por qué era importante investigar las proteínas?

K.W.: En ningún caso es posible entender cómo las proteínas realizan sus diversas funciones en el cuerpo sin conocer la estructura tridimensional de estas moléculas. Las proteínas regulan todos los procesos en el cuerpo y también forman nuestro cabello y nuestra piel.

swissinfo.ch: A partir de su descubrimiento y de su trabajo con la RMN, hoy la ciencia goza de una herramienta que años atrás era impensable y que permite hasta detectar un cáncer, por ejemplo. Cuénteme de estos alcances…

K.W.: Sí, es posible detectar actualmente un cáncer con una RMN, pero no aún en forma muy temprana.

Hay dos líneas muy diferentes: una es la línea de tomar fotos en el diagnóstico médico, y otra, que es un comportamiento muy diferente, es la que estudia las moléculas.

Si hablamos de imágenes, la Resonancia Magnética tiene la resolución de un milímetro. Cuando miras las moléculas, son 10 veces más pequeñas, entonces no se puede hacer una foto porque no se aprecia en la imagen. Cuando miras las moléculas son muchísimo más pequeñas y no se puede hacer una foto: hay que hacer espectroscopia, que es una forma indirecta para poder llegar a hacer una imagen.

Además de cristalografía de rayos X, es uno de los métodos principales por los cuales se puede determinar en alta resolución estructuras 3D de biomoléculas.

swissinfo.ch: ¿Con una espectroscopia de cerebro, se puede llegar a detectar algún tipo de enfermedad neurológica? ¿Por ejemplo, un Alzheimer?

K.W.: Sí. Pero un Alzheimer también en un estado un poco avanzado.

Hace un tiempo vi una imagen del cerebro de Mohamed Alí (el ex boxeador estadounidense Cassius Clay), de cuando empezó a estar enfermo. Su cerebro tenía cientos de puntos muertos, células muertas, y probablemente él tenía sangrados locales en el cerebro por todos los golpes que recibía. Seguramente hoy verías estos signos de la enfermedad antes de que tenga un desarrollo tan importante.

swissinfo.ch.: ¿Hay indicios de que las neuronas puedan regenerarse?

K.W.: No. Ese es un gran tema, especialmente en los deportes como el fútbol americano. Este año hubo 14 muertes en las escuelas secundarias por este deporte porque se golpean mucho la cabeza. También en el hockey sobre hielo, donde lo primero que golpea el jugador es la cabeza contra los muros, y hablan de ‘contusión’, y les dejan tener entre 6 y 8 de esas contusiones, y años después algunos se suicidan o quedan con serios problemas.

swissinfo.ch: ¿En qué temas está trabajando actualmente?

K.W.: Estoy estudiando los receptores de la proteína G, blancos muy importantes para el tratamiento de enfermedades relacionadas son el cáncer.

swissinfo.ch: Hoy investiga en Suiza ¿y en dónde más?

K.W.: En Suiza, en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich investigo con ratones; en el Instituto de Investigación Scripps, de California (EE UU), Río de Janeiro (Brasil) y Shanghái (China), investigo también con personas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×