Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Clama Juan Antonio Samaranch un cambio de mentalidades

Juan Antonio Samaranch (dcha) recibe la llave de la capital olímpica de manos de Jean-Jacques Schilt, munícipe de Lausana.

(Keystone)

En la recta final de su mandato, el timonel del Comité Olímpico Internacional (COI), recibió en Lausana la llave de la capital olímpica, en un homenaje matizado por las críticas a su pasado franquista y desde el cual el polémico dirigente fustigó a quienes "juzgan con la mentalidad de hoy, lo que pasó hace años".

En la ocasión, el titular saliente del máximo órgano deportivo mundial saludó con beneplácito la postulación del ex ministro suizo, Adolfo Ogi, como miembro del Comité Olímpico Internacional. Aseguró al mismo tiempo que los cinco candidatos a sucederle tienen idénticas oportunidades y se encuentran "en la misma línea de salida".

El miércoles (17.05) por la noche, en los jardines de la casa de Mon Repos, cuna del COI en Lausana, el munícipe, Jean-Jacques Schilt entregó a Samaranch la llave de la "capital olímpica".

La ceremonia se efectuó con algunas interrupciones de una decena de manifestantes apostados frente a la sede del evento para protestar contra el director general del COI, François Carrard, y culminó con un acto en el que se desveló una placa conmemorativa en el vestíbulo de la Maison.

Al hacer una recopilación de la trayectoria de Samaranch al frente del COI, el alcalde de Lausana subrayó el vínculo privilegiado que estableció el dirigente español entre el deporte y esa ciudad suiza. "Desde su elección (al frente del COI) se dio a la tarea de consolidar a Lausana como sede del Comité", dijo.

"En 1993 Samaranch confirmó su compromiso con nuestra ciudad. Fiel a su intención de hacer de Lausana la capital del deporte mundial, la proclamó oficialmente capital olímpica el 5 de diciembre y al año siguiente entregó a la entonces alcaldesa, Yvette Jaggi, la bandera pertinente reafirmando a la urbe como centro del deporte mundial y del olimpismo moderno", recordó Schilt.

El funcionario suizo destacó las positivas repercusiones de esa medida y añadió que "no podemos decirle sino una palabra: gracias. Gracias por todo lo que ha aportado a la ciudad de Lausana; gracias por la manera en que lo ha hecho".

Sin embargo, las autoridades locales declinaron ofrecer a Samaranch su máximo reconocimiento, la "ciudadanía honoraria" de Lausana, merced a la polémica que rodea al dirigente olímpico en vista de su pasado franquista.

Al hacer uso de la palabra y en medio del agradecimiento a la distinción de que fue objeto, el presidente del COI improvisó una frase en la que subrayó que "es difícil juzgar con la mentalidad de hoy lo que pasó hace 20, 30 o 40 años".

Al término de la ceremonia y en entrevista con swissinfo, Samaranch reiteró que "hay cosas que hay que juzgar con la mentalidad del momento en que se hacen" y exhortó a "evolucionar" a quienes mantienen una misma posición.

Por otra parte, el titular del COI, quien se encuentra a dos meses de abandonar un cargo que ha detentado por espacio de 21 años, destacó que los cinco contendientes a reemplazarle están "en la misma línea de salida".

Inquirido sobre el reciente anuncio de la candidatura de Adolf Ogi, otrora dirigente helvético y actual consejero especial para el Deporte del Servicio de Desarrollo y de la Paz de la ONU, a un puesto dentro del COI, Samaranch destacó que "es muy merecida" y retribuye su interés permanente en materia deportiva.

Presente en el homenaje, el embajador de España, Juan Manuel Egea Ibáñez, habló a swissinfo del exitoso desempeño de Samaranch al frente del COI y dijo que su labor repercutió de manera favorable en esa institución que es ahora pujante y moderna.

Marcela Aguila Rubín


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×