Coche ecológico: nuevo descubrimiento suizo

El sector del gas naturel se esfuerza en promover los vehículos que funcionan con ese carburante. Keystone

Un grupo de investigadores suizos ha desarrollado un catalizador de un nuevo tipo para los motores de gas natural que permite limitar considerablemente las emisiones contaminantes.

Este contenido fue publicado el 22 agosto 2007 - 16:01

Concebido en colaboración con el grupo automovilístico alemán Volkswagen, el catalizador permitirá construir un vehículo con motor de explosión más ecológico en el mundo.

El catalizador ha sido desarrollado por los investigadores del Instituto Federal de Investigación en Ciencia y Tecnología (EMPA). Gracias a esta innovación se podrán reducir sustancialmente las emisiones contaminantes, explicó este martes (21.08.) Christian Bach, de EMPA, en declaraciones al informativo '10vor10' de la televisión suiza de expresión alemana.

"Hemos trabajado durante casi seis años en los catalizadores para motores de gas natural", declaró Christian Bach. "Finalmente, hemos conseguido un modelo que prácticamente evita la formación de ozono. Este catalizador transforma las sustancias tóxicas que emite el motor en sustancias no dañinas, por ejemplo en vapor de agua".

Así, el catalizador reduce a la mitad las partículas finas y el dióxido de azote en un 80%. Además, los motores que funcionan con gas natural generan un tercio menos de CO2 que los motores de gasolina.

Pruebas concluyentes

Los prototipos han sido probados en motores de gas natural estándar que ya están en el mercado. Los tres vehículos provistos con el nuevo catalizador han recorrido 44.000 kilómetros.

La tecnología funciona sin problema desde hace un año y medio. El Departamento de Construcción del cantón de Basilea-Ciudad prueba actualmente uno de los vehículos; con éxito.

"Las experiencias han sido buenas", declaró la ministra basilense Barbara Schneider al informativo '10vor10'. "El vehículo se utilizó principalmente para transportar a los miembros del gobierno cantonal. Y las empresas que probaron este coche llegaron a la misma conclusión: se trata de una alternativa absolutamente válida a los vehículos actuales".

Colaboración con VW

Todo parece indicar que esta innovación suiza promete. "Lo que se ha creado es el coche provisto de un motor de explosión más ecológico del mundo", destacó Christian Bach.

Johannes Staehelin, profesor de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), comparte ese optimismo. Para este químico especializado en la atmósfera, la innovación de la EMPA "abre un camino". Esta tecnología se introducirá en toda la industria automovilística.

Por el momento lo ha hecho uno de los grupos más importantes del sector. Los investigadores de la EMPA trabajaron en colaboración con Volkswagen (VW).

El gigante alemán de la industria del automóvil tiene intención de producir en serie el nuevo catalizador para coches con motor de gas. Pero la empresa no ha indicado aún cuándo prevé iniciar la producción.

swissinfo y agencias

Motor de gas

Los vehículos propulsados con gas natural ya están a la venta.

Aún no están muy extendidos, pero según la organización que agrupa al sector del gas natural, unos 3.500 vehículos de este tipo circulan por las carreteras suizas.

De aquí a fines de año un centenar de estaciones de servicio estarán equipadas para proporcionar carburante en forma de gas natural.

End of insertion

EMPA

EMPA es un instituto de investigación en ciencias de los materiales y tecnología. Es parte del grupo formado por las Escuelas Politécnicas Federales de Zúrich y Lausana, así como del paisaje suizo de la ciencia, tecnología y la formación. El instituto está especializado en la investigación aplicada y el desarrollo, y ofrece prestaciones en este campo.

EMPA emplea a cerca de 800 personas en tres centros. 130 de sus colaboradores realizan un doctorado y 100 son licenciados. Asimismo forma a unos 40 practicantes y 40 aprendices.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo