Navigation

COI: importante paso en la lucha contra el dopaje

Príncipe Alexandre de Merode (der.) y Patrick Schamasch, altos miembros de la comisión médica del COI. Keystone

Los miembros de la comisión "Dopaje y Bioquímica" del Comité Olímpico Internacional aprobaron por unanimidad la introducción de dos métodos de detección de la Eritropoyetina,EPO. La decisión tomada en Lausana allana el camino para su empleo en Sydney.

Este contenido fue publicado el 01 agosto 2000 - 16:43

El panel médico, integrado por seis miembros de la comisión del COI y siete especialistas sin vínculos con el deporte, considera pertinente aplicar los métodos que permiten descubrir el uso de la EPO recurriendo a dos técnicas.

La primera de ellas, la francesa, rastrea las huellas de la EPO en la orina, y la segunda, la australiana, en una prueba de sangre. Ambos métodos cuentan con la luz verde de los especialistas, pero su introducción oficial está sujeta a la decisión final que pronunciará el Comité Ejecutivo del COI, el próximo 28 o 29 de agosto.

No cabe duda que el interés central es el de contar con estos métodos de control anti dopaje antes de los Juegos Olímpicos de Sydney, pero es igualmente importante establecer los aspectos jurídicos de su aplicación para no tener que llegar a los estrados judiciales.

La eritropoyetina es una hormona que producen los riñones y tiene la función de elevar los glóbulos rojos. La ingestión de la droga EPO incrementa el contenido de oxígeno en la sangre, reduce la fatiga y puede elevar hasta en un 15 por ciento el rendimiento del deportista.

La EPO es empleada en la medicina desde 1980 para combatir los síntomas de anemia en los pacientes con dolencias renales. Se hizo famosa en el triste episodio que protagonizaron los ciclistas del equipo Festina en el "Tour de France" de 1998.

La decisión adoptada hoy en la sede del Comité Olímpico, en Lausana, es un paso concreto en la dirección apropiada. Marca el comienzo de una voluntad que debe ser traducida en medidas concretas para descartar prácticas que desvirtúan el deporte.

Juan Espinoza

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.