AFP internacional

Miguel Ángel Pascuas, uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), asiste al 53 aniversario de fundación de la guerrilla más antigua del continente, en Marquetalia, Tolima, Colombia, el 27 de mayo de 2017.

(afp_tickers)

En la misma montaña de Colombia en la que hace 53 años nacieron las FARC, Miguel Ángel Pascuas, uno de los fundadores de la guerrilla más antigua del continente, celebra el último aniversario de esta organización como grupo armado tras el acuerdo de paz.

Conocido como el "Sargento Pascuas", con 76 años este hombre de hablar pausado y pelo blanco volvió a pisar después de más de 30 años el verde paisaje de Marquetalia, en el centro del país, donde el 27 de mayo de 1964 se fundaron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) tras una sublevación campesina.

Allí, en jurisdicción del municipio de Planadas, casi un centenar de personas, entre universitarios, campesinos y guerrilleros festejaron el nacimiento del grupo rebelde más antiguo del continente y el pacto firmado en noviembre pasado con el gobierno de Juan Manuel Santos para superar medio siglo de conflagración interna.

"Ya las cosas han cambiado, nos viene esta paz. Nosotros decimos, bueno, mejor la paz", dijo a AFP el legendario insurgente, uno de los negociadores de los rebeldes en los diálogos desarrollados durante cuatro años en Cuba.

Con unas botas militares, pantalón azul y una camiseta blanca con el rostro de Manuel Marulanda ("Tirofijo"), fundador y comandante de las FARC hasta su muerte en 2008 por aparentes causas naturales, Pascuas narró a los asistentes al evento conmemorativo la historia de la lucha guerrillera en Colombia.

Con poco más de dos décadas de vida hizo parte del grupo de 48 hombres y cuatro mujeres que enfrentaron una ofensiva del Ejército ordenada por el presidente conservador Guillermo León Valencia en lo que consideraba una "república independiente" de influencia comunista.

"Entraron los aviones por aquí por todo esto, metrallando (disparando) y bombardeando", explicó Pascuas, quien se había unido a la insurrección por invitación del propio Marulanda, perseguido por el Ejército por intentar organizar a los campesinos que reclamaban tierras.

- "Mejor hablar" -

De aquellos lejanos combates solo quedan las historias y el fuselaje de un helicóptero militar con impactos de bala que los guerrilleros afirman haber derrumbado y que sostienen "fue la primera" incursión de Estados Unidos en el conflicto armado colombiano.

"Es significativo encontrarnos con esa historia, justo acá donde inició este conflicto, en el fin del mundo, mejor dicho, podrían decir las personas que vienen de afuera, pero que para los campesinos y campesinas de esa época era su territorio", explicó la guerrillera Victoria Sandino.

Tras días de combate, los campesinos huyeron por trochas al departamento del Cauca (oeste), en una travesía de doce días y que daría vida a una guerrilla que alcanzó a tener más de 20.000 combatientes, señalada de miles de asesinatos, secuestros y desplazamientos, y ahora en proceso de desarme y conversión a movimiento político legal.

"El proceso yo lo veo bien, pero tampoco es tan fácil", aseguró Pascuas, quien a finales de la década de 1970 asumió la comandancia del Sexto Frente de las FARC, que operaba en el Cauca, al que las autoridades acusan de cientos de hostigamientos a la fuerza pública, tomas guerrilleras a pueblos y asesinato de soldados y policías.

Como la mayoría de los casi 7.000 guerrilleros de las FARC, que se agrupan en 26 puntos del país en cumplimiento del desarme, que debe finalizar a finales de mayo aunque las partes han reconocido demoras, el mítico "Sargento Pascuas" teme que el gobierno les incumpla lo pactado, que considera abre las puertas a una Colombia sin violencia y con justicia social.

"Mejor hablar y no que haya violencia en este país", dijo el que seguramente es el guerrillero más viejo de Colombia y quien tras 53 años de lucha insurgente camina sin armas.

AFP

 AFP internacional