Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Compareció un miembro de una secta fatal

Michel Tabachnik en una foto de 1996.

(Keystone)

El ex director de orquesta de Ginebra, Michel Tabachnik, se presentó este martes en Francia para responder sobre su presunta implicación en la muerte de 16 personas que se habrían quitado la vida durante una ceremonia de la secta del Templo Solar, cerca de Grenoble, en 1995.

Es la primera vez que un miembro del grupo apocalíptico es procesado. Los cargos contra el antiguo director de orquesta suizo-francés le acusan de pertenencia a una organización criminal y de complicidad en el supuesto suicidio masivo de Grenoble.

El juicio, seguido por medios de prensa de todo el mundo, se desarrollará hasta el 30 del presente mes de abril en la antigua biblioteca del museo de pintura de Grenoble. Más de 40 partes civiles y de expertos, así como una cincuentena de testigos seguirán de cerca o prestarán declaración en las audiencias.

Según una investigación francesa, 14 de los adeptos murieron a raíz de los disparos hechos por dos miembros del culto, un arquitecto suizo y un policía francés que posteriormente se suicidaron.

Jamás ha sido determinado el papel exacto de Tabachnik en esas muertes, pero las autoridades galas le acusan de divulgar la doctrina de la secta e inspirar "tendencias suicidas" entre sus seguidores.

El músico de 58 años de edad admitió haber tenido contacto con miembros de la secta y haber asistido a las ceremonias del Templo Solar, pero negó siempre toda implicación en las muertes.

A mediados de la década de los 90, 74 adeptos de la secta del Templo Solar perdieron la vida en actos que se recriminan al culto en cuestión. En octubre de 1994, 48 personas fueron asesinadas o se suicidaron en Suiza, convencidos de que con ello serían transferidos a otro planeta. Otros cinco corrieron la misma suerte en Canadá.

Veinticinco fallecieron en el centro invernal de Granges-sur-Salvan, en el cantón del Valais, mientras otros 23 perecían en el pueblo de Cheiry en el cantón de Friburgo. Algunos recibieron un disparo en la cabeza.

Las autoridades suizas y canadienses cerraron las investigaciones sin abrir juicio alguno, porque los fundadores de la secta, Joseph di Mambro y Luc Jouret, estaban entre los que murieron carbonizados en los chalet del Valais.

El abogado ginebrino que representa a los familiares de las víctimas suizas, Jacques Barillon, pidió la comparecencia de Tabachnik en Grenoble para conocer los alcances de su pertenencia a la secta.

Muchas preguntas sobre los entretelones de las numerosas muertes permanecen en el misterio, porque la investigación original fue perjudicada por la falta de pruebas concretas, casi totalmente destruidas por las llamas.

swissinfo y agencias

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×