Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Concluyó el Foro Social Mundial

En Porto Alegre se volvió a reclamar una mundialización con 'rostro humano'

(swissinfo.ch)

Una manifestación multitudinaria contra el Area de Libre Comercio de las Américas precedió la clausura del FSM. La delegación suiza regresa con una impresión favorable.

Cinco días de intensos debates, actos y manifestaciones de diversa naturaleza caracterizaron la segunda edición del Foro Social en Porto Alegre, FSM, cuya conclusión, este martes, deja resultados de diversa valoración.

Para los organizadores, el balance es contundente: 15.084 delegados de 123 países y 5.000 organizaciones participaron en 700 talleres y 28 conferencias de gran nivel. A este recuento final se suman 613 parlamentarios del mundo, 157 invitados, 61 observadores y 3.054 periodistas de 48 países.

Si medimos el alcance del evento por su capacidad de convocatoria, las cifras son elocuentes. Más de 40 mil personas en el desfile inaugural y no menos de 20 mil en la movilización del lunes por la noche contra el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Acuerdos concretos

El Foro Social Mundial del 2003 volverá a realizarse en Porto Alegre. Además de esta decisión, fue adoptada una agenda de actividades internacionales tales como el plebiscito continental contra el ALCA, el veredicto condenatorio del Tribunal Internacional contra la deuda pública del Sur y, significativamente, un documento final de consenso de todos los movimientos sociales participantes en el FSM.

"Estamos muy satisfechos con la realización de este segundo Foro", expresó en diálogo exclusivo con swissinfo Joao Pedro Stedile, personalidad emblemática del Movimiento de los Sin Tierra (MST), una de las ocho organizaciones brasileñas que convocaron el encuentro.

En opinión de Stedile, el consenso para realizar un plebiscito latinoamericano contra el ALCA, previsto para septiembre en Brasil, es uno de los acuerdos más significativos. "Se impulsará entre octubre del 2002 y marzo del 2003; según los calendarios, agendas y costumbres de cada nación", precisó el dirigente brasileño.

La segunda edición del FSM implica, dijo, "un verdadero avance, tanto en la participación como en los contenidos discutidos-acordados, y en el convencimiento común de los presentes de que se puede avanzar hacia 'Otro mundo Posible' ".

Además del plebiscito sobre el ALCA, el FSM decidió realizar un encuentro en Palestina antes de fin de este año, descentralizar los foros parlamentarios por regiones geográficas, llevar a cabo un pre-FSM de Europa, en Italia, y poner en marcha un calendario común para el movimiento antiglobalización.

Percepción favorable

"Estoy muy satisfecha con lo que he visto en este Foro. Sorprendida particularmente por el alto nivel de las exposiciones en las conferencias y la organización muy profesional del evento", enfatizó a swissinfo Dora Rapold, miembro de COSUDE (Agencia Suiza de Cooperación para el Desarrollo) y una de los dos funcionarios oficiales helvéticos que se desplazaron a Porto Alegre, invitados por la ONG suiza E-CHANGER.

"No tengo la impresión de que este Foro haya sido de enfrentamiento a la globalización. Entre mis recomendaciones, voy a proponer a COSUDE que repita su presencia el año próximo. Incluso como espacio de intercambio y formación para otros colegas", enfatizó Rapold al trazar el saldo que rescata.

La satisfacción y el optimismo marcaron el clima en la delegación helvética compuesta de parlamentarios, representantes de la sociedad civil y periodistas. En una evaluación interna realizada la noche del lunes, a la que tuvo acceso swissinfo, las expresiones eran coincidentes en subrayar la capacidad organizativa, la calidad de los debates y la dinámica de intercambio en la diversidad existente en el FSM.

Dimensión del movimiento

Para Eric Decarro, presidente del Sindicato de Servicios Públicos, el espíritu de intercambio y el contacto con centenares de dirigentes sindicales de todo el mundo -particularmente del Sur- constituye un punto fundamental de su balance. "En Brasil tomé conciencia de que los efectos nefastos de la globalización neo-liberal son mucho más destructivos en los pueblos del Sur de lo que me imaginaba antes de emprender este viaje".

Decarro subrayó la importancia de los nueve puntos de principio y las 19 citas de un calendario internacional antiglobalización único para el resto del 2002, que incluye el Documento final aprobado por la "Asamblea Mundial de los Movimientos Sociales".

Varios encuentros de impugnación al neoliberalismo tendrán lugar en el Viejo Continente, coincidiendo con la Cumbre de Jefes de Estado del la Unión de los Quince, en Madrid y Sevilla -en mayo y junio-, la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, de junio, en Roma, y la Cumbre de los Jefes de Estado de Europa, a fines de año en Dinamarca.

La ceremonia de clausura de este martes, en un clima formal y festivo se realizó en la sala central de la Pontificia Universidad Católica de Porto Alegre, con capacidad para 5.300 personas, cifra casi doblada por una asistencia que desbordó el local con consignas, cantos y banderolas de todo tipo y naturaleza.

En fin, la segunda edición del Foro Social Mundial no deja un balance único, sino variado, porque depende del ángulo de juicio para evaluarlo. A pesar de la retórica omnipresente, confirma su condición de plataforma importante, a condición de no perder de vista el análisis concreto de los problemas, si acaso pretende ofrecer alternativas viables a la mundialización actual.

Américo Grundente, enviado especial a Porto Alegre

×