Navigation

Congelada la idea de un fondo de indemnización

Las víctimas de errores médicos deben enfrentar una larga serie de obstáculos antes de recibir una eventual indemnización

Este contenido fue publicado el 28 abril 2004 - 17:16

La idea de un fondo de indemnizaciones había sido lanzada a mediados del 2002. Sin embargo, no se ha encontrado un financiamiento

El Hospital Universitario de Zúrich ha ofrecido apoyo psicológico a la familia de Rosmarie Voser, pero no una ayuda financiera inmediata como lo hacen, por ejemplo, las empresas aéreas después de una catástrofe.

En algunos países escandinavos existe esta forma de ayuda de urgencia.

En Suiza aún no se ha creado un fondo para la indemnización de las víctimas de errores médicos, incluso si desde hace varios años es reclamado, en particular, por las organizaciones de pacientes. Aunque, en julio de 2002, pudo haber surgido, es posible que nunca se convierta en realidad.

No habituada a vivir con cierto riesgo

El vicepresidente de la FMH, Yves Guisan, había lanzado entonces una iniciativa para crear este fondo, apoyada por la Cruz Roja suiza, la Sociedad suiza para la política de la salud y la FMH, cuyo costo anual hubiera sido de 40 millones de francos.

Nada sucedió, sin embargo. Según Trix Heberlin, presidente de Swisstransplant, la idea ha sido incluso “enterrada”, porque “no se ha encontrado financiamiento”.

Daniel Scheideggger, anestesista de Basilea, pionero suizo en materia de detección de errores médicos, advierte, no obstante, contra los riesgos de abuso.

“El problema es que ya no estamos más habituados a vivir con un cierto riesgo. Nos parece insoportable lo que ha sucedido en Zúrich. Y, en muchos sentidos lo es. Pero, no hay que olvidar que el transplante no garantizaba la vida a la víctima”, indica.

“El fondo hubiera corrido el riesgo de recibir una avalancha de `pedidos de personas que, cuando algo no funciona, quieren ser indemnizadas”, agrega.

Scheidegger concluye: “ Es verdad que los problemas financieros pueden resultar pronto demasiado complicados para las familias de las víctimas, sobre todo, cuando es el marido quien fallece o quien no puede trabajar más. Los procedimientos son muy largos hasta la eventual obtención de una reparación. En tal caso, un fondo sería algo positivo”.

Swissinfo, Ariane Gigon Bormann
(Traducción Jaime Ortega)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?