Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Elbio Rosselli (al centro), el embajador de Uruguay y presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, en visita a La Reforma, Colombia, 5 mayo, 2017. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas declaró el viernes que confía en que las FARC cumplan el cronograma fijado con el Gobierno de Colombia para la dejación de las armas y que los posibles ajustes deben ser mínimos. Naciones Unidas/Entregada vía Reuters. ATENCIÓN EDITORES: ESTA IMAGEN FUE ENTREGADA POR UN TERCERO. SÓLO PARA USO EDITORIAL. NO PARA REVENTAS, NI PARA ARCHIVOS.

(reuters_tickers)

Por Luis Jaime Acosta

LA RESERVA, Colombia, 5 mayo (Reuters) - El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas declaró el viernes que confía en que las FARC cumplan el cronograma fijado con el Gobierno de Colombia para la dejación de las armas y que los posibles ajustes deben ser mínimos.

La posición del Consejo se conoce en momentos en que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) solicitaron al Gobierno y a la ONU considerar una prórroga de los 180 días establecidos para la dejación de las armas, plazo próximo a vencerse el próximo primero de junio.

"Estamos trabajando sobre el plazo de D más 180, se confía en cumplir con los plazos inicialmente previstos", dijo el embajador de Uruguay y presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, Elbio Rosselli, durante una visita al campamento de La Reserva, en el oriente colombiano, donde permanecen concentrados varios ex combatientes de las FARC.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), firmaron en noviembre del 2016 un acuerdo de paz para poner fin a un conflicto armado de 52 años que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

El acuerdo contempla que unos 7.000 antiguos combatientes deberán entregar las armas a la ONU y luego conformar un partido político como parte del proceso de reintegración a la sociedad.

Pero el dirigente de las FARC, Iván Márquez, dijo que a 26 días de que venza el plazo, faltan por entregar armas y explosivos ocultos en 900 escondites en medio de selvas y montañas, proceso que podría tardar por lo menos tres meses adicionales.

"Hace falta un tiempo adicional para poder garantizar la extracción de las armas en caletas (escondites). Ojalá pudiéramos en tres meses, pero si se requiere de más tiempo, creo que se debe considerar", declaró Márquez a periodistas, durante la visita de los 15 embajadores que conforman el Consejo de Seguridad de la ONU a La Reserva.

Por su parte el embajador del Reino Unido, Matthew Rycrof, reconoció que lo que más le preocupa al Consejo es que se cumplan todos los compromisos y plazos y dijo que "si fuera necesario algún ajuste, debe ser lo menor posible", mientras que el alto comisionado para la paz de Colombia, Sergio Jaramillo, pidió acelerar el proceso para culminar la entrega de armas.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Janisse Huambachano)

Reuters