Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Continúa el deterioro de la agricultura suiza

La producción de queso, un sector amenazado.

(swissinfo.ch)

Los agricultores ganan menos que hace 10 años, según un informe oficial, pero se mantienen alto sus niveles de vida.

La agricultura helvética sigue siendo una de las más subvencionadas de Europa, pero una de las más biológicas.

El ingreso de los agricultores bajó un 4% en los últimos 10 años señala el informe de la Oficina Federal de la Agricultura (OFAG), publicado en vísperas del debate en el Parlamento, sobre la nueva política agrícola de la Confederación para los próximos años.

El ingreso de los agricultores bajó un 15% entre 1990 y 1995, reconoció el director de la OFAG, Manfred Bötsch, que estimó que la reforma introducida en 1995 ha sido bien digerida por el campesinado helvético, a pesar de la pérdida de los niveles de ingresos.

La reforma de 1995 consistió esencialmente en incitar a los agricultores a bajar la producción, al mismo tiempo que el Consejo Federal entregó subvenciones a la calidad, y promocionó los cultivos biológicos y respetuosos del medio ambiente. Reforma que inició una lenta disminución de las propiedades y del número de trabajadores del agro.

Diferencias importantes

El informe constata la desaparición del campesino tipo en Suiza, que ya no es el montañés vestido de traje típico conduciendo su rebaño de animales hacia los lugares de pastoreo. Tampoco es el propietario de cultivos y fincas familiares trabajando de sol a sol en invierno y el verano. Ahora se particularizan según sus ingresos.

Del punto de vista estadístico aparecen enormes diferencias según el tipo de producción, de la región y de la extensión de las propiedades agrícolas. Para la mitad de los ganaderos de cabras y otros animales menores la disminución de los ingresos es hoy día mayor que hace 10 años. Es decir, es el sector más empobrecido.

Sólo los agricultores que explotan grandes extensiones en los valles y contrafuertes montañosos, vieron sus ingresos mejorados. Pero representan sólo son una cuarta parte del total de los trabajadores del agro. En general, existe una pauperización del campesinado en Suiza.

La opinión de los sindicatos

La Unión Suiza de Campesinos (USP) estima por su parte que la situación no es tan bella como la presenta el informe; es mucho peor. Confrontados a la competencia y a la apertura de los mercados extranjeros, los agricultores son cada día menos, y los que sobreviven lo hacen gracias a las subvenciones.

Cabe señalar al respecto, que muchos granjeros reciben subvenciones sólo por mantener sus campos floridos, desmalezados y cuidado sólo con fines turísticos. Oficialmente se trata de un aporte al equilibrio medioambiental y una contribución al desarrollo turístico del país.

Otro sector del campesinado produce a costos muy elevados en granjas sometidas a severos controles de calidad y desarrollando cultivos biológicos, atendiendo a normas de salud muy estrictas. El resultado ha sido el aumento de las subvenciones fiscales, contrarias a las políticas de liberación económica que predomina hoy en día.

La futura política agrícola que deberá ser examinada por el Consejo de los Estados (Cámara Alta) busca precisamente disminuir las subvenciones para cumplir con las directivas de la Unión Europea en virtud de los acuerdos sectoriales lo que supone otro apretón para los agricultores suizos, en franca vía de desaparición.

swissinfo


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×